El atrapasueños 2ª parte

El atrapasueños es básicamente un aro sagrado con una redecilla en su interior, similar a la tela de una araña. Ese aro externo es un símbolo de protección, porque todo lo que está dentro de ese círculo está libre de todo mal, es lo sagrado. El centro de la redecilla que se conoce también con el nombre de filtro, es el lugar por donde atraviesan los sueños y las ideas buenas. Algunos atrapasueños tienen en ese orificio central una piedra, huesos, semillas o cualquier objeto ritual que represente la puerta de acceso a toda la armonía y a todo lo positivo.
Cualquiera de estos objetos puede ser extraído del atrapasueños y convertirse en verdaderos amuletos cargados de la positiva energía que se desprende de los sueños.
El aro se encuentra también ornamentado con plumas y cuentas de variados colores que expresaban las emociones o intenciones. Es así que la valentía y la fuerza era representada por el rojo, la meditación y la religiosidad eran representadas por el azul, y la energía, se representaba con el color amarillo.
Las plumas pertenecían a las aves totémicas de la tribu o del dueño del atrapasueños y tenían una relación alegórica con el elemento aire.
Las redes del interior representan el sendero por los cuales los sueños llegan al más allá. Su relación directa con la tela de las arañas se debe fundamentalmente a que son capaces de atrapar a sus presas, es decir aquí quedan atrapados los sueños.
Es necesario aclarar que el sol del nuevo día destruye estos sueños para que el que duerme no se vea afectado por su influencia. La leyenda del atrapasueños cuenta que un viejo chamán tuvo un día, una visión en la que se le apareció un guerrero bromista bajo la forma de una araña. Éste empezó a hablarle en un dialecto muy extraño y secreto que era propio de los poderosos sabios.
A la vez que le hablaba, tomó una vara de sauce con la que formó un círculo. Alrededor de ese círculo aparecieron, mágicamente, plumas y unos pelos de caballo junto a ellas. Mientras le comunicaba al chamán los ciclos de la vida, del nacimiento, de los niños, de los jóvenes, de las mujeres, de los hombres y de los ancianos, comenzó a tejer una tela. Una vez que el guerrero terminó de tejer, le dijo al chamán que eran muchas las fuerzas de la vida. Que unas eran buenas, y éstas serían las que lo ayudarían, guiándolo en la dirección correcta. Otras fuerzas eran malas, y lo podrían conducir a lugares equivocados, por lo que saldría muy lastimado.
Luego le regaló la tela de araña para que la usara, ayudándose a así mismo y a toda su gente, logrando de esta manera hacer un uso adecuado de los sueños, de las visiones y de las ideas. Esa red tendría la particularidad de retener el saber para poder usarlo, a su vez absorbería todo lo malo para poder eliminarlo luego, con los rayos de sol del día siguiente. Luego de esto, el chamán tomo esa red circular de la araña y se la llevó a su pueblo. Más tarde le encomendó a todas las mujeres de la tribu, la tarea de tejer telas de arañas, para que hubiese una en cada tienda. Desde aquel momento la felicidad permaneció en sus vidas.
El atrapasueños se puede conseguir en cualquier tienda especializada en elementos étnicos o insólitas temáticas, también se los puede encontrar en casa de artesanías y decoración. Una vez adquirido, lo más importante es ubicarlo en un lugar que pueda recibir los rayos del sol de la mañana. Lo podemos usar en el dormitorio, colgándolo del techo de modo tal que quede encima de la cama. Antes de dormir lo debemos mirar fijamente mientras le pedimos ayuda por unos minutos, así nos protegerá el descanso y nos ayudará a comprender las visiones que aparecen en nuestros sueños.
También lo podemos colocar sobre la mesa de trabajo donde estudiamos, y nos ayudará a eliminar la pereza, las dudas y los temores, también facilitará nuestra concentración.
También se puede colocar donde realizamos nuestra tarea profesional. En la casa, el mejor lugar para ubicarlo es el recibidor, para que toda la energía positiva circule por nuestro hogar y que no permita el acceso de lo negativo, en la sala, hará que en todas las reuniones familiares fluya la energía positiva, aliviando la tensión que pueda haber en el ambiente y evitando las posibles discusiones. Si lo ubicamos en el jardín o en el balcón, nos ayudará a recibir buenas noticias y se encargará de proteger todo nuestro entorno.
Hace mucho tiempo cuando el mundo era joven, un viejo líder espiritual Lakota estaba en una montaña alta y tuvo una visión. En esta visión Iktomi, el gran maestro bromista de la sabiduría apareció en la forma de una araña. Iktomi le hablo en un lenguaje sagrado, que solo los líderes espirituales de los Lakotas podían entender. Mientras le hablaba Iktomi, la araña tomo un aro de sauce, el de mayor edad, también tenía plumas, pelo de caballo, cuentas y ofrendas y empezó a tejer una telaraña.
Él habla con el anciano acerca de los círculos de la vida, de cómo empezamos la vida como bebes y crecemos a la niñez y después a la edad adulta, finalmente nosotros vamos a la ancianidad, donde nosotros debemos ser cuidadosos como cuando éramos bebes completando el círculo.
Pero Iktomi dijo mientras continuaba tejiendo su red, en cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas otras malas, si te encuentras en las buenas fuerzas ellas te guiaran en la dirección correcta. Pero si tú escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimaran y te guiaran en la dirección equivocada.
El continuo, ahí hay muchas fuerzas y diferentes direcciones y pueden ayudar a interferir con la armonía de la naturaleza. También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas. Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando de afuera y trabajando hacia el centro. Cuando Iktomi termino de hablar, le dio al anciano Lakota, la red y le dijo: ve la telaraña es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero, usa la telaraña para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueños y visiones. Si tú crees en el gran espíritu, la telaraña atrapara tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero. El anciano Lakota, le pasó su visión a su gente y ahora los indios Sioux usan el atrapasueños como la red de su vida. Este se cuelga arriba de sus camas, en su casa para escudriñar sus sueños y visiones.
Lo bueno de sus sueños es capturado en la telaraña de vida y enviado con ellos, lo malo de sus sueños escapa a través del agujero en el centro de la red y no será más parte de ellos. Ellos creen que el atrapasueños sostiene el destino de su futuro.
Estas culturas sostenían la creencia de que los sueños eran mensajes del mundo espiritual. De esta manera, el atrapasueños funciona como un filtro de sueños y visiones, que protege contra las pesadillas a niños y adultos.
Partes que lo componen:

CÍRCULO O ARO
Representa el cosmos, los puntos cardinales y la rueda curativa. El círculo se divide en sectores arriba, el Aire (Norte), abajo, el Agua (Sur), a la derecha, el Fuego (Este) y a la izquierda, a la Tierra (Oeste).

PLUMAS
Son símbolos de energía y se dice que tiene la misma estructura de filamentos que el aura humana. Es por eso que los chamanes las utilizan mucho, ya que consideran que el atrapa sueños ordena los filamentos del aura desbloqueando energéticamente a la persona.

CUENTAS
Las cuentas, abalorios o semillas perforadas, se emplean según el gusto de la persona, ya que representa el poder del individuo. Es por eso que cada uno debe elegir la más adecuada a su personalidad y espíritu.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.