Características de los signos del horóscopo chino II parte

Conejo

Conejo

Eres discreto y amable, los demás te conocen ante todo por tu serenidad, generosidad y gentileza. Tu vida ideal es aquella en la que puedas vivir en paz contigo mismo y en armonía con tu entorno. Construyes tu casa a la imagen de tu persona, vives en un hogar en el que tú mismo, pero también los demás, puedan sentirse cómodos y a gusto.
Eres realista y tu sueño no consiste en cambiar el mundo a golpe de estado, sino que anhelas una vida tranquila sin grandes cambios. Las personas que te conocen dicen de ti que eres cariñoso, bondadoso y mediador. En general, caes bien a la gente pues no ven en ti a un competidor o una amenaza, por el contrario tienes el don de dar paz a la gente con la que tratas.
 

No te gusta el protagonismo, tu discreción te lleva a vivir en un segundo plano, permaneciendo tranquilo en tu espacio vital, hasta que alguien te necesite y requiera tu ayuda, que le brindarás sin pedir nada a cambio. No tienes grandes ideales en la vida, no persigues ningún fin que no sea el de ser feliz y que los tuyos lo sean también, la calma y serenidad que pones en tu vida son muestra de ello. Como tendencia negativa, tienes por costumbre aislarte cuando te sientes herido, prefiriendo curar tus heridas en soledad sin exponerte a las miradas ajenas. En el plano afectivo, como indicábamos más arriba, sabes ganarte sin ni siquiera pretenderlo el afecto, la simpatía y la confianza de la gente que te rodea. Tierno y romántico, sueles mostrarte atento y delicado con el ser amado, que ocupará en tu vida un lugar destacado, pero sin tratar jamás de ejercer ningún control sobre tu pareja y/o compañero, sin exigencias de ningún tipo.
 
Algunos dicen que es indiferencia, pero no es así, eres bondadoso y sabes respetar el espacio vital de los demás, pues para ti el espacio de cada uno es importante, y a veces sientes la necesidad de refugiarte en el tuyo. En esos casos, tiendes al retraimiento. En tu faceta laboral, si bien no sueles ostentar puestos de gran relevancia, eres un trabajador minucioso y la labor que desempeñas en tu sector resulta importante para los demás. En ese sentido, tiendes a ocupar puestos en los que puedas ayudar a los demás, principalmente en la sombra (en un despacho, en la cocina de un restaurante, rara vez en contacto directo con la gente a la que beneficias indirectamente).
Ejerces tu trabajo con optimismo y alegría, eres discreto pero tienes el don de hacer que tus compañeros se sientan cómodos trabajando contigo, lo que repercute en un buen ambiente laboral. Por tanto, prosperarás sin artimañas, sin pisar a nadie, con la fuerza de tu trabajo y de tu buen hacer

 
Dragón

Dragón

Los nativos de este signo, no pueden quedarse tranquilos, necesitan evadirse de la rutina y poder experimentar una forma distinta de actuar en la vida, de comprobar de primera mano que se puede vencer al destino en cualquier ocasión y con cualquier herramienta o incluso, sin ellas. El Dragón es feliz así. Retomando el respeto que se había perdido al vivir dentro de la excesiva normalidad diaria, eso que da tanta felicidad al resto de los mortales.
 

Si la aventura sale mal, el Dragón no se enfadará ni se arrepentirá de la decisión tomada. Sabe perfectamente que sólo se puede arrepentir de no haber hecho aquello que creía que debería hacer; de lo demás, asume toda la responsabilidad con plena conciencia. Los nativos de este signo, que tienen como elemento energético la Madera, son a veces más apáticos, pero están absolutamente preparados para superarlo, ya que el simbolismo propio del Dragón, no les deja caer en el desaliento y el derrotismo. Si tienen por elemento a la Tierra, deben evitar el aislamiento que les conduciría a una especie de callejón sin salida, aunque nunca se acaba de conocer a estos nativos, siempre terminan sorprendiendo. Si su elemento es el Metal, algunos nativos prefieren no tener ilusiones y así, cuando no se cumplan, no hay sufrimiento. Prefieren renunciar a la acción.
 

Los nativos de este signo no tienen fácil las relaciones con los nativos de los otros signos, sobre todo con los más tranquilos. No suelen enterarse muy a menudo de cómo son las cosas de verdad. Así, cuando un dragón se decide a amar, nadie puede venir a decirle que sólo es un sentimiento personal y nada más. Si el Dragón, se ha decidido, a declarar abiertamente su amor por una determinada persona; que esta persona en cuestión venga a opinar lo contrario resulta, cuando menos, desafortunado. Porque su opinión y su convencimiento son muy superiores a cualquier criterio ajeno.

 
Serpiente

Serpiente

La Serpiente confía generalmente en su propio juicio más que en ningún consejo desde fuera y lo más frecuente es que tenga razón. La Serpiente es un signo kármico; su vida comienza y termina en el triunfo o en la tragedia y aunque lo niegue, es muy supersticiosa. Es muy poco probable que un nativo de este signo tenga problemas de dinero; siempre consigue lo que necesita… En el caso que sufriera pérdidas importantes, seguramente esa situación no se volverá a repetir ya que la Serpiente aprende rápidamente. Puede llegar a compensar las pérdidas a una velocidad sorprendente y en general es muy prudente en los negocios. Es posible que, si una Serpiente sufre privaciones extremas en su juventud, no logre superarlo jamás, razón por la cual puede convertirse en un ser fanatizado por la avaricia. Por naturaleza la Serpiente es escéptica, pero procura no demostrarlo.
 
Cuando la Serpiente se llena de cólera y rabia, su odio no tiene límites, su enemistad encubierta y silenciosa suele quedarse profundamente arraigada. Su desagrado se manifestará más en un directo desprecio que en una discusión acalorada. No hay manera de anticipar los movimientos de la Serpiente. Está siempre un paso delante de cualquier premonición; tiene el poder de esperar al momento ideal y exacto de la venganza. La mujer Serpiente es de una belleza clásica y serena, con una personalidad tranquila y segura de sí misma, y aunque muchas veces produzca una impresión totalmente diferente, de indolencia y pereza, no tiene nada de eso – su cerebro siempre está en funcionamiento. Su talón de Aquiles es sin duda alguna su sistema nervioso y el aparato digestivo. Detrás de una presencia impecable muchos de estos nativos son víctimas de úlceras de estómago o de colapsos nerviosos debido al gran nivel de stress que soportan a lo largo de su vida.

 
Admira el poder y todo lo que ello representa incluyendo lógicamente el dinero, y si ella sola no puede conseguirlo se casará con quien lo tenga. En todo caso, independientemente de lo rico o pobre que sea su compañero, ella pasará a convertirse en su mejor capital. Y en caso de que él no haya logrado todavía una posición pero tenga las posibilidades, su esposa Serpiente logrará como sea llevarle al éxito. Se aprenderá lo que sea necesario, actuará como una perfecta directora de campaña, sin dejar de señalarle agudamente cada oportunidad que se le presente en el camino. Con una guía semejante, al hombre se le hará el campo orégano para salir adelante. Todas las Serpientes tienen sentido del humor.
Cada una de ellas asume el que mejor le cuadra a su estilo o al momento en que se encuentra. Pero de todas maneras esta allí. El mejor momento para observarlo es cuando su poseedor está bajo presión. En una crisis, la Serpiente siempre puede salir con un chiste que modere los ánimos. Aun cuando se encuentre en el peor de los problemas, el nativo de la Serpiente no perderá esa chispa.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies