Chakras y piedras preciosas

Chakras y piedras preciosasLas piedras preciosas no han sido estimadas sólo por su belleza, sino ante todo por sus poderes curativos y armonizadores.

 

Atraen a las fuerzas del cielo y de la tierra, las canalizan y las irradian al mundo.

 

Mediante sus estructuras cristalinas, contienen además principios ordenadores que nos unen con el orden cósmico, y proporcionan un efecto armonizador sobre el cuerpo y el alma. Creadas a partir de los elementos de nuestro planeta madre, nos unen con la fuerza protectora, fortalecedora y nutritiva de la tierra.

 

Los incas y las culturas precolombinas no eran ajenos al influjo del reino mineral. Conocían y trabajan los metales nobles como el oro y la plata así como piedras preciosas y el cristal de roca. Incluso eran elementos obligados en la indumentaria de sus jefes y parte de los instrumentos sagrados de sus sacerdotes.

 

Los antiguos hindúes han utilizado las piedras preciosas como armonizadores de los chakras que rigen la energía de los cuerpos. Los chakras son transmisores de energía ubicados a lo largo de nuestro cuerpo, que influyen en nuestra actividad en el plano físico a través del funcionamiento de las glándulas endocrinas.

 

Es así, que pueden afectar el funcionamiento corporal, la integridad emocional y el balance mental. Un equilibrado funcionamiento de los chakras nos ayudará a cuidar nuestra salud y fortalecer nuestra evolución emocional, mental y espiritual.

 

En su radiante belleza son portadoras de la luz en sus colores naturales más puros, y transmisoras de energías y cualidades cósmicas. Las piedras y los minerales poseen vibraciones y cualidades aptas para desatar las tensiones físicas y psíquicas. Esta terapia está considerada como un complemento muy útil para la curación física, mental y espiritual de cualquier persona que haya desarrollado una enfermedad psicosomática.

 

Al igual como en otras terapias, sus practicantes tienen diferentes niveles, que pueden comprender desde un nivel físico hasta una sanación profunda. Cada paciente debe elegir que tan profundo desea trabajar con esta terapia.

 

Desde mi perspectiva, recomiendo iniciar con un acercamiento inicial a las piedras y cristales, poniéndolas en el cuerpo y dejando que interactúen con nuestro organismo primero físicamente. También podemos explorar como usarlas dentro de nuestro entorno.

 

Este nivel es apto para cualquier persona: bebe, niño adolescente o adulto. Luego, con el paso del tiempo puede introducirse en terapias mucho más profundas.

 

Antes de su aplicación, las piedras preciosas deben purificarse energéticamente, puesto que no sólo te transmiten energía a ti, sino que también captan sustancias perjudiciales del cuerpo o vibraciones negativas del cuerpo etéreo o del entorno.

 

De esta forma te purifican y te protegen. Algunas piedras, al hacerlo, se tiñen o se agrietan. Si es así, no se deben seguir utilizando. En tal caso, puedes devolverlas a la tierra, enterrándolas en ella. Al cabo de algún tiempo, observa tranquilamente si se han recuperado y han recuperado su color y transparencia originales.

 

Para depurar energéticamente las piedras preciosas, puedes utilizar agua y sal marina. Para una depuración breve es suficiente que las mantengas uno o dos minutos bajo el agua del grifo, y que después las seques bien con un paño de fibras naturales limpio.

 

Las vibraciones purificadoras del agua arrastran las cargas negativas de la piedra. Para una limpieza en profundidad deja las piedras varias horas en agua corriente. Lo más idóneo para ello es un arroyo de aguas naturales y cristalinas.

 

El agua corriente del grifo también sirve en caso de emergencia. Otra posibilidad es colocar durante la noche las piedras preciosas en agua con sal marina pura, o también guardarlas en sal marina seca. En este último caso deben estar rodeadas de sal.

 

La sal no debe utilizarse posteriormente. Lo mejor es que a continuación la devuelvas a la energía purificadora de la tierra. Después de la depuración puedes cargar energéticamente las piedras, exponiéndolas durante algunas horas a la luz del sol. La depuración y la carga deben repetirse de cuando en cuando en caso de que las piedras preciosas se utilicen con frecuencia. La mayoría de las veces notarás cuándo necesitan un tratamiento así.

 

 

 

Chakras y piedras preciosas

 

 

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.