Comida para el amor 2ª parte

Preparar cena eróticaPreparar cena erótica

Pese a que existen, como habéis visto, muchos alimentos que se consideran eróticos, la verdad es que debemos consumir alimentos benéficos para el sexo y evitar aquéllos que sean un verdadero antídoto contra la pasión.

 

Cada quien, sin embargo, debe descubrir los alimentos que su cuerpo digiere bien y que lo hacen sentirse cómodo, pues no es saludable hacer el amor después de una cena pesada o una indigestión.

Es bueno entonces elegir alimentos que puedan fácilmente tomarse con las manos o los labios para compartir, que no sean grasos para no dejar mal sabor, y en cantidades reducidas para no provocarnos sensaciones de malestar. La elección de la bebida es fundamental, y estará acorde a lo que comamos y a las preferencias de ambos. Un buen vino, una bebida espumosa, un coctel o quizás un jugo de frutas sean buenas opciones.

 

Como se trata de preparar una cena especial todo deberá ser de esa manera, por ende lo mejor es utilizar vajilla para la ocasión y nunca está de más estrenar algo. Una buena opción para decorar es un adorno de rosas en el centro de la mesa. Conquistar por el estómago es fácil, pero además hay que adecuar la casa. Nada de una cena a la luz de las velas.

 

Durante los platos principales lo mejor es una luz directa, aunque a la hora del postre recomendamos que te lo tomes en el sofá con una luz indirecta, para al final quedarse sólo con el vino. No olvides que si quieres mantener el interés de tu pareja, debes estimular la vista, así que vístete con algo con lo que te sientas sexy. Puedes complementar con una lencería sensual al finalizar la cena.

 

Si ella o él es amante de algún artista, nada mejor que poner su música de fondo, pero si no es este el caso hay un estilo musical muy de moda y que ambienta especialmente la ocasión: la música chillout. Este estilo se apodera del ambiente entregando calma y pasión a la vez. Es especial para crear el clima de relajación y romanticismo que nuestra cena romántica necesita, y se puede encontrar en gran variedad en las tiendas de discos.

 

El marisco siempre es una buena opción para comenzar la cena. Solo o acompañado (en revueltos o ensaladas), supone una buena manera de comenzar a abrir boca: ostras, vieiras, langostinos, gambas, cigalas… También son muy fáciles de preparar los canapés (ahumados, paté, caviar, jamón de pato, queso) y las brochetas (de pollo y pimiento; cerdo y piña; langostinos y champiñones; de verduras; berenjenas, jamón y queso).

 

No podemos dejar de mencionar las deliciosas ensaladas templadas, donde puedes poner a prueba toda tu creatividad. Por ejemplo, una ensalada de escarola, achicoria y berros, aderezada con unas gulas o gambas rehogadas con un poco de ajo y aceite de oliva virgen. También son excelentes las ensaladas de lechugas variadas y espinaca acompañadas con fruta (granada, mandarina, manzana, uva), frutos secos (nueces, piñones, pasas) o queso (azul, graso, de cabra).

 

Para los segundos platos siempre hemos de tener en cuenta que la elección ha de ser contundente y sabrosa, pero a la vez sobria. Por eso, los pescados más delicados y las carnes más exquisitas siempre dan en el clavo en cualquier mesa. No olvides preparar siempre algo fácil de comer: las aves pequeñas llenas de huesecillos o los pescados con muchas espinas pueden poner a prueba la paciencia de cualquiera.

 

La fruta y el chocolate son dos ingredientes básicos a la hora de conjugar el mejor postre para nuestra cena romántica. Si es época invernal, algo con chocolate sin dudas sera la mejor opción, y si es verano, nada mejor que las frutas y el helado. Como recomendación especial, utilizar la canela o la vainilla para aromatizar los postres, ya que aportan sabor y aroma con el fin de culminar la cena cargados de energía y seducción.

 

 

Comida para el amor 2ª parte

 

A continuación te proponemos distintas recetas con las que seguro que conquistas a esa persona tan especial, son  el preámbulo perfecto para una noche de pasión

 

Entrante. ‘Bocaditos de ostra’: conocido por todos el poder sexual de este marisco, lo único que tienes que hacer es conseguir unas cuantas ostras, unas tartaletas de canapé y un poquito de mantequilla, cebollino, limón y pimienta. Saltéalas con un poco de mantequilla y ponlas sobre las tartaletas con el resto de ingredientes… ¡irresistibles!

 

Primer plato. ‘Carpaccio de buey con salsa de pera’: tanto la carne como la pera han sido considerados tradicionalmente unos potentes afrodisíacos. Hazte con carne de buey cortada para carpaccio y prepara por otro lado una vinagreta con zumo de limón, aceite, media pastilla de caldo y pimienta negra molida. Mientras esto toma sabor, prepararemos unas peras  con un poco de vino blanco, azúcar, canela y piel de limón.. ¡Buenísimo!

 

Segundo plato. ‘Pollo con rosas’: fríe trocitos de pollo en aceite, añadiendo un poco de sal, azúcar, vino blanco, canela y pétalos de rosa. Después, cuela la salsa restante y sírvela.

 

Postre. ‘Mousse de chocolate’: un clásico entre los clásicos. Para prepararlo, lo único que tienes que hacer es disolver chocolate amargo con café y añadir yemas de huevo, removiéndolo todo bien y dejándolo al fuego durante unos tres minutos. Una vez retirado, habrá que enfriarlo, añadir media taza de crema espesa, un poco de esencia de vainilla y una cucharadita de licor de naranja.

 

Otra idea es:

 

Entrante. Tostas con caviar. Unta unas cuantas tostas de pan fino con queso de untar y caviar. No abuses, es solo un entrante y la idea es excitarse, no cenar tan en exceso como para no poder después hacer nada.

 

Plato principal. Solomillo a la miel con espárragos verdes. Prepara pequeños solomillos a la plancha junto con unos tres espárragos verdes por persona. Para darle sabor al plato, prepara una salsa de miel y mostaza (mezcla mostaza, miel y una cuchara de yogurt).

 

 Postre. Fresas con chocolate y champán. Prepara un plato con fresas frescas enteras y vierte por encima bastante chocolate fundido. (El chocolate fundido lo puedes hacer tú, fundiendo una tableta de chocolate o comprarlo ya preparado). Lo ideal es que el postre lo sirvas en un solo plato y lo compartáis (mucho más romántico).

 

Para acompañar, lo mejor es abrir una botella de buen champán y brindar, por ejemplo, por una noche inolvidable…

 

¡A disfrutar!

 

Preparar cena erótica

 

 

 

 

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.