Conjuro de la manzana

Las manzanas son frutas sagradas para la hechicería. Por su forma y color constituyen un símbolo mágico de amor y protección.
Una antigua receta indica que todos los viernes, al atardecer, hay que beber jugo de manzanas rojas para atraer el amor y aumentar el atractivo sexual.
El corazón de la manzana encierra cinco semillas y estas forman un pentáculo perfecto.
En algunos lugares se cree que quien pueda quitar la cáscara de la manzana de una sola vez, cuando la espiral que queda formada cae al suelo o a la maesa, conocerá el nombre de la persona amada, porque la cáscara revelará las iniciales de su alma gemela.
Si has sufrido un desengaño amoroso, o no haz encontrado a la persona adecuada para que te acompañe en el camino puedes realizar este conjuro, es muy simple ya que lo único que se necesita es una manzana.

Procedimiento:

Este es un conjuro que debe hacerse durante las horas del día, es decir con sol.

A la mañana siguiente a la Luna Nueva *, a las 10 de la mañana, debes sentarte al sol y antes de dar el primer mordisco a la manzana, tomándola con ambas manos repite:

Diosa del poder, dama encantadora,
hago honor a tu amor y tu belleza,
hazme conocer a la persona indicada
y aleja las penas de mi corazón.

Debes comer la fruta hasta el final y luego retirar las cinco semillas. Si te encuentras en el trabajo guárdalas envueltas en un papelito. Al llegar a tu casa, colócalas dentro del frasco de tu perfume y úsalo todos los días.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.