El alfabeto rúnico

El alfabeto rúnicoEl alfabeto rúnico es conocido por ser uno de los diversos métodos de adivinación, pudiendo entregarnos una guía para nuestra vida.

Cuando estaba el dios Odín intentando adquirir sabiduría suprema, se quedó ciego. Entonces decidió sacrificarse, colgándose del fresno sagrado. Las ramas de este árbol, cubrían el cielo de todo el mundo y sus tres raíces se sumergían en la tierra, una en el Universo de los Dioses, otra en el mundo de los gigantes de hielo que habían llegado a la tierra antes de la creación del hombre y la otra en el mundo de los muertos.

Nueve días pasó colgado sin comer ni beber, entonces recibió las runas, el lenguaje secreto del mundo, a partir de ese momento recobra la vista, viendo las cosas de otra manera. Había adquirido la clarividencia. Existen dos relatos sobre como las runas se dieron a conocer a los mortales.

El Rígsþula cuenta como Ríg, identificado como o Heimdall en la introducción, tuvo tres hijos de mujeres humanas: Thrall (esclavo), Churl (hombre libre) y Jarl (noble). Estos hijos se convirtieron en los ancestros de las tres clases de hombres que indican sus nombres. Cuando Jarl alcanzó la edad de comenzar a manejar armas y mostrar otros signos de nobleza, Rig volvió y, habiendo reconocido a Jarl como su hijo, le enseñó las runas.

En 1555, el exiliado arzobispo sueco Olaus Magnus registró una tradición sobre un hombre llamado Kettil Runske que había robado tres bastones rúnicos de Odín y aprendido así las runas y su magia.

Los alfabetos rúnicos son un grupo de alfabetos que comparten el uso de unas letras llamadas runas, que se emplearon para escribir en las lenguas germánicas principalmente en Escandinavia y las islas Británicas, aunque también se usaron en Europa central y oriental, durante la Antigüedad y la Edad Media, antes y también durante la cristianización de la región.

Las inscripciones rúnicas más antiguas encontradas datan de alrededor del año 150, y a grandes rasgos, el alfabeto fue reemplazándose por el latino con la cristianización, alrededor del año 700 en la Europa central y al finalizar la época vikinga, alrededor de 1100, en Escandinavia.

Sin embargo, el empleo de runas persistió en Escandinavia hasta entrado el siglo XX, especialmente en la Suecia rural, empleándose especialmente en la decoración con runas y en los calendarios rúnicos. Los tres alfabetos rúnicos más conocidos son:

El futhark antiguo (c. 150-800)

El futhorc anglosajón (400-1100)

El futhark joven o futhark escandinavo (800-1100)

El nombre de futhark deriva del nombre de las seis primeras runas: f, u, th, a, r, k. En un inicio las runas eran 24, sin embargo, los Celtas sumaron una más a la cual llamaron Odín, en honor a su Dios.

Las runas se usan tanto para la magia como para la adivinación. Las Runas se distinguen de otros sistemas mágicos, pues su sabiduría abarca tanto las cuestiones filosóficas y metafísicas, como las cotidianas. El hombre es el centro de la simbología: sus emociones, el amor, la pasión, la alegría, la valentía, la victoria, y sus antivalores.

Conecta al Hombre con Dios y con la Naturaleza. Las Runas son secretos susurrados, ocultos o esotéricos, son un alfabeto mágico. Para este alfabeto mágico, no existe un destino inexorable, nosotros tenemos la capacidad de cambiar nuestra vida, ya que gozamos de total libertad para hacerlo.

alfabeto runico


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.