El amor para el signo de Leo

El amor para el signo de LeoEn sus relaciones personales el leo es abierto, confiado y sincero. Dice lo que piensa, pero siempre es amable.

 

A los leo les cuesta acertar con las personas y muchas veces tienden a confiar demasiado en personas que no se merecen tanta confianza.

 

Las personas de Leo son excelentes amigos porque su deseo natural de hacer a otros felices es especialmente apreciado en tiempos difíciles. Son particularmente buenos en ayudar a sus amigos durante épocas emocionales difíciles.

 

Los nativos de este signo tienen grandes vivencias a nivel emocional, son profundos y ardientes en sus pasiones, francos, sinceros e idealistas. Sus emociones son profundas y duraderas, necesitan sentir y poseer, tener dominio afectivo sobre las otras personas, lo que demuestran en sus relaciones con los hijos donde lo combinan con un gran cariño y protección.

 

Les encantan las relaciones sexuales y suelen tener muchas parejas durante su vida. Son sinceros con su pareja mientras dura el amor, y les gusta su hogar, pero no son el signo más fiel del zodiaco.

 

A Leo le gusta las personas que son decididas, la claridad de sus pensamientos e intenciones, les encantan ser sorprendidas, además de sorprender a los que quiere, con regalos caros, viajes o fiestas dadas en su honor, donde además podrá erigirse en el rey.

 

Porque no hay que olvidar que al mismo tiempo que al Sol se le denomina el astro rey, el nativo de Leo le gusta pavonearse antes los demás, ser escuchado, considerado, admirado y sentirse imprescindible. El amor para los nativos de Leo tiene que ser muy especial, abrasador y exuberante, y una vez que se obtiene, el Leo será fiel para con su pareja, pero también exigirá la misma fidelidad, más que nada porque él/ella es demasiado importante como para sufrir la afrenta que le podría suponer un engaño sentimental.

 

En el amor, Leo lo da todo es generoso aunque a veces no reciba tanto como da. En ocasiones su pasión es tan desmesurada que llega hacer sombra a su pareja y puede crear conflictos. Pero en definitiva es un amante con mucha vitalidad que hará las delicias de su compañero/a. Deberían tener cuidado, sin embargo, de no saltar demasiado lejos o actuar sin pensar. Las fuertes emociones pueden llevar a muchas personas de Leo a seguir su corazón en vez de su cabeza.

 

Las personas de Leo deben también recordar no dejar que su orgullo personal interfiera en su habilidad de admitir sus errores. Cuando los Leoninos son bien tratados, consentidos y no demasiado desafiados por su pareja, se convertirán en compañeros pasionales, generosos y románticos.

 

Leo en el sexo masculino es apasionado, afectuoso, cordial, educado, caballero y entrega un amor sin sutilezas, en muchos casos su tendencia a la monogamia es de admirarse ya que además de ser fiel, es sincero y abierto a nuevas formas de cariño. Sin embargo si su orgullo se ve lastimado o atentado, su comportamiento se transforma en algo totalmente egoísta, tirano y carente de sensibilidad y con facilidad de herir tocando lugares muy delicados de las emociones de quien lo haya molestado.

 

Leo en el sexo femenino Guarda mucho orgullo y de ahí nace la necesidad del elogio y admiración de las personas que la rodean. Goza del privilegio del orden sentimental para evitar ser lastimada, dedicación y toma en cuenta cada detalle, poco son los que pasa por alto. En materia amorosa, la mujer Leo tiende a  estar con hombres que le hagan saber sus logros y que sepan valorar lo que ha hecho.

 

 

El amor para el signo de Leo

 

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies