El Gingko Biloba

El Ginkgo Biloba es un árbol de 200 millones de años de antigüedad que probablemente lleve siglos extinto en su estado natural. Gracias a que fue encontrado en los jardines de los templos del Lejano Oriente, hoy podemos disfrutar de sus innumerables propiedades que nos protegen de las influencias ambientales dañinas. Adicionalmente, activa la circulación sanguínea, fortifica y revitaliza.De todas las sustancias estudiadas para proteger el sistema neuronal humano, la que se lleva todos los honores es el extracto de Gingko Biloba.

Procedente de las hojas del árbol con el mismo nombre, este extracto potencia extraordinariamente la actividad mental. El Gingko Biloba es un árbol de hasta treinta metros de altura, pariente de las coníferas y de hoja caduca.
Se le considera el único representante de una familia que hace millones de años pobló extensamente grandes zonas del planeta. Este árbol pertenece a la familia de las Gingkoaceae y es también conocido como Salisburia Adiantifolia Smith. Su nombre común es Gingko o árbol de los cuarenta escudos. Etimológicamente Gingko proviene de su nombre nativo Yiunko. Biloba se refiere a los dos lóbulos de la hoja.

Su lugar de origen es China. Actualmente no podría sobrevivir, pues sus hábitats originales han sido destruidos y no se reproduce en otros. Ha llegado hasta hoy gracias a lo bien valorado que ha estado. En China y Japón lo plantan con veneración cerca de templos y lugares sagrados. En Europa se le conoce desde el siglo XVIII. Los primeros ejemplares traídos de Oriente fueron plantados en el jardín de la Universidad de Montpellier. Actualmente se puede encontrar en parques y calles de muchas ciudades europeas.

A partir del Gingko Biloba se obtiene uno de los remedios vegetales más eficaces. No en vano protege el órgano más importante del cuerpo: el cerebro. Más de cincuenta estudios clínicos han dado resultados espectaculares al utilizarlo. Así se confirma como el medicamento más adecuado para la pérdida de memoria y de concentración. También actúa contra la confusión o desorientación propia de la vejez, el cansancio, la depresión, los mareos y el zumbido de oídos. Igualmente, está documentado su uso específico para la demencia incluido el Alzheimer.

El Gingko puede revitalizar la actividad cerebral y detener o invertir un conjunto de síntomas que indican una irrigación sanguínea deficiente. En un estudio realizado en Alemania, se observó que el riego sanguíneo aumentaba en un 57% una hora después tras haber ingerido Gingko. Otro estudio realizado con personas de edad avanzada que habían sufrido trastornos cerebrales, ofreció resultados sorprendentes. Se obtuvo un 72% de mejoría en quienes estuvieron consumiendo Gingko con regularidad durante tres meses.

 

Estimulador de la memoria
Su funcionamiento 

El Gingko Biloba es un potente antioxidante. Protege a las células de los efectos perjudiciales de la oxidación, como la pérdida de neuronas y la obstrucción de los vasos sanguíneos cerebrales, coronarios y de las extremidades. Su acción antiinflamatoria optimiza la circulación. Además es útil para diversas actividades corporales y para la actividad cerebral.

El Gingko Biloba se presenta sobre todo en tintura (de las hojas), pastillas, cocimiento (de semillas) y extracto líquido. Se utilizan tres partes. Las hojas frescas favorecen la circulación y calman el asma. Las hojas secas se usan en forma de tinturas, pastillas y extractos líquidos. Las semillas hay que utilizarlas sin su cobertura, que puede ser tóxica. Sirven para tratar afecciones urinarias.

¿Quién debe tomarlo?

Cualquier persona que experimente trastornos de memoria, confusión y cambios de personalidad. Esta planta es particularmente efectiva sobre la microcirculación cerebral y periférica. Es asimismo un excelente vasodilatador que se usa en el tratamiento preventivo de afecciones vasculares propias de la diabetes.

Se prevé un gran futuro terapéutico del Gingko Biloba por su acción antienvejecimiento. Al ser un potente antioxidante protege a las células de los efectos del paso del tiempo. Los efectos del Gingko se detectan a las pocas horas de su absorción y son bastante duraderos.

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies