El Mago

El Mago alude a la primera etapa de la existencia conciente, la noción de sí mismo que el niño va adquiriendo en sus contactos con el mundo externo a través del conocimiento lúdico y no mediante la intuición (fuego) o el sentimiento (agua). El Mago trata de establecer su identidad mediante sus capacidades creativas.

Posee la facultad de utilizar los distintos objetos que tiene en la mesa, (los Tesoros del Loco) para triunfar en el pensamiento, la palabra y la acción. Utiliza sus recursos para explorar y transformar su realidad circundante, resolviendo las dificultades que traban su recorrido y ejercitándose en el manejo de sus armas elementales, los sentidos físicos, por los que recibe información que él coordina convirtiéndola en conocimiento… Su sombrero tiene la figura de un ocho horizontal (símbolo del infinito) con lo que se sugiera la influencia Divina (“inspiración”) que lo acompaña a donde vaya.

El Mago escoge lo que le sucede, en lugar de ocurrirle sin más ni más. Cada decisión es impecable, pues posee inteligencia, versatilidad y capacidad para asumir sus poderes cada vez menos incipientes…


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.