El masaje ayurvédico

Masajeayurvedico

Sanación a través del masaje

Como ya comenté en una entrada anterior, la medicina tradicional ayurvédica persigue el rejuvenecimiento y la longevidad, además de mantener el cuerpo en sus mejores condiciones físicas para la autorrealización.

Según esta medicina, el cuerpo está atravesado por un “soplo vital” llamado Prâna. Cuando este flujo energético se perturba, principalmente debido al estrés o una mala higiene de vida, el organismo sufre numerosas disfunciones (dolores de cabeza, digestivos, dolores, malestar).
 
Una de las técnicas de las que se sirve la medicina ayurvédica sanar la salud física y espiritual de las personas es el masaje. Con él, el médico de ayurveda busca el restablecimiento del equilibrio físico y psíquico del paciente.
 
En el masaje ayurvédico se aplican una serie de hierbas y aceites que se escogen según la teoría de los cinco elementos y los tres doshas: vata, que representa la energía en movimiento, pitta, que está relacionado con la transformación y los cambios, y, por último, kapha, que se considera un elemento cohesionador.
 
Ayudándose de presiones y otros movimientos sobre algunas partes del cuerpo, los masajes buscan el restablecimiento de la circulación del soplo vital. Este masaje se realiza con movimientos profundos y vigorosos que estimulan a la vez la energía oculta de kundalini que yace inactivo en el sacro y ayuda a abrir las capas más profundas de la mente.
 
Además de ayudar a la parte emocional de la persona, el masaje ayurvédico relaja y vigoriza los músculos, las fibras, los tendones, los huesos y la piel. Ayuda en la circulación de la sangre, drenando el exceso de líquido y toxinas de la circulación sanguínea, lo que facilita el trabajo del corazón. También proporciona una línea directa de defensa en el cuerpo, estimulando la producción de anticuerpos.
ayurvedico
Una buena elección del aceite que se va a emplear es fundamental para que el masaje ayurvédico tenga el éxito deseado, ya que son las sustancias indicadas para tratar, desde dentro, las enfermedades.
 
Debido a que las alteraciones en el dosha vata son las más comunes, el aceite de sésamo es el que más se utiliza, aunque también es común encontrar aceites a base de coco o mostaza, así como de oliva, almendra, ricino, girasol o también de ghee (también conocida como gui o gree), que se elabora a partir de manteca.
 

Tipos de masaje ayurvédico:

 

Abhyanga: masaje corporal, se emplea aceite templado. Relaja la mente, detiene el envejecimiento prematuro, nutre los tejidos, aumenta la vitalidad, nutre los tejidos, alivia y da movilidad a las articulaciones, deja la piel suave y sedosa, fortalece el sistema inmunológico, digestivo y linfático.
 
Champi: masaje de cabeza, se emplea aceite medicado de composición herbal, especialmente para relajar la mente. Útil además en insomnio, dolores de cabeza, migrañas, evita la caida del cabello por estrés al nutrir sus raíces, depresión, tensión cervical y mejora la memoria y la concentración.
 
Shirodhara: fluido de aceite templado en la frente. Relaja el cuerpo y la mente, es de gran ayuda en insomnio, ansiedad, genera un estado de relajación en el que las ondas cerebrales se asemejan al estado de sueño profundo. El cuerpo segrega serotonina, la “hormona de la felicidad” y melatonina, la “hormona del rejuvenecimiento”, además endorfinas que liberan el estrés del sistema nervioso y responsables de estados de ánimo positivos. Nutre y repara el cabello.
masaje
Masaje Facial: se emplea peeling y crema kunkumadi con estractos de Cúrcuma y sándalo. Potencia la nutrición y limpieza de los tejidos faciales, mantiene el buen tono y elasticidad de la piel, aporta luminosidad y frescura a la piel, retrasa la aparición de arrugas y elimina las tensiones faciales. Incluye torso, pecho, escote, brazos y rostro.
 
Swedana: sauna herbal hindú, con vapor húmedo con plantas aromáticas y medicinales. Favorece la eliminación de toxinas, alivia el dolor muscular y articular, reduce volumen corporal, fortalece el sistema inmunológico.
 
Masaje Sincronizado (a cuatro manos): este tipo de masaje lo realizan dos masajistas con movimientos simultáneos y sincronizados. Se efectúa sobre ambos lados de la persona que lo recibe, lo cual favorece una profunda relajación. Además produce un intenso sentimiento de bienestar, al ser masajeado todo el cuerpo al mismo tiempo.
 
Masaje Kanso (masaje de pies): es típico del oeste de la India en el que se emplea un cuenco alquímico compuesto de cinco metales donde el principal es el cobre. Actúa positivamente sobre puntos reflejos del cuerpo, permite mejorar la salud de los ojos y está reconocida según el ayurveda por su aportación de bienestar a nivel del sistema nervioso.
 
Equilibra el fuego digestivo, proporciona una relajación profunda en todo el cuerpo, calma las personas irritables, nerviosas, estimula a la persona deprimida a tener pensamientos positivos, mejora la vista, muy interesante en el insomnio.
 
Los beneficios de los masajes ayurvédicos son numerosos, así, ayuda a afirmar la autoestima, crea confianza, incrementa la concentración, estimula pensamientos positivos y libera emociones bloqueadas. Muchas veces, estas emociones contenidas, que han estado presentes como toxinas en el tejido conjuntivo, también salen a la superficie y se sueltan.
 
El masaje ayurvédico también es una herramienta muy poderosa para reducir el estrés, porque reabre los canales bloqueados de la energía y equilibra la psicofisiología, ya que trabaja los principales centros de presión llamados marmas.
Existen contraindicaciones que pueden hacer que el masaje ayurvédico no se pueda practicar, o se deba hacer de una manera menos profunda. masajea
 
Estas contraindicaciones son la fiebre, las enfermedades infecciosas o contagiosas, o tener la menstruación, así como en el caso de los pacientes que padecen trombosis, en los que ha de haber un cuidado especial.
 
También la administración de ciertos medicamentos (antidepresivos, psicofármacos, fármacos para tratar enfermedades cardiovasculares…) puede suponer una contraindicación.
 
Lo mejor es ponerse en manos de especialistas bien preparados para valorar esta problemática y encontrar el tratamiento más adecuado a cada una de las dolencias que se sufra.
 
No olvides que las terapias alternativas en ningún caso sustituyen a la medicina convencional. Si estás en tratamiento farmacológico por prescripción médica, debes de informar a tu especialista sobre el interés de realizar una terapia alternativa. La decisión voluntaria de utilizar otras terapias estando bajo tratamiento médico puede dar el efecto contrario al deseado. Se responsable y consulta siempre.

   

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies