El Proyecto de Consciencia Global

proyecto concienciaglobal

Existe una conciencia colectiva

 

El Proyecto de Conciencia Global es una de las investigaciones más fascinantes, revolucionarias y útiles, que se llevan a cabo hoy en el mundo. Lo que este estudio ha creado es una forma de medir con datos matemáticos lo que las tradiciones espirituales antiguas han afirmado siempre: todos somos uno. Los científicos implicados han sido capaz de idear la forma de medir un campo de consciencia global, un campo que nos une, que revela que somos células de un solo cuerpo: la humanidad.

Este proyecto se está desarrollando desde 1998 en la Universidad de Princeton, en Estados Unidos y a lo largo de todo el mundo. Lo que los científicos de Princeton quieren estudiar es, mediante una red mundial informática, la relación que pueda haber entre la consciencia colectiva (o inconsciente colectivo) y la realidad física. Esta investigación profundiza sobre las anomalías de la consciencia y nos muestra que podemos tener vías de comunicación directa unos con otros, y que las intenciones pueden tener efectos en el mundo, a pesar de las distancias y las barreras físicas.

El Proyecto de la Conciencia Global (GCP) toma como punto de inicio para la investigación, la posibilidad de que los campos generados por consciencias individuales pueden interactuar y combinarse, y en último extremo incluso tener una presencia mundial. Ocasionalmente hay sucesos de repercusiones globales que nos hacen centrar a muchos de nosotros en un mismo punto de atención y a una inusual coherencia de pensamientos y sensaciones. Para estudiar los efectos de una posible consciencia global, se ha creado una red mundial de detectores sincronizados sensibles a la coherencia y la resonancia en el campo de lo mental. Flujos continuos de datos se envían a través de internet para archivarse y correlacionarse con sucesos que podrían representar una consciencia de ámbito mundial.
proyecto conciencia global

El por qué de estos fenómenos no está claro, todavía no estamos seguros de que los datos del GCP sean coincidentes con los hechos, o sea, que los datos sean pura coincidencia. Lo que si podemos decir es que la idea de una conciencia global también tiene raíces en la actuaciones de los animales frente a los desastres naturales. Por ejemplo en el último gran desastre natural, el Tsunami de la India en el 2004, mirando diferentes medios de información se puede comprobar que prácticamente no se encontraron animales muertos, y de que hubieron muchísimos noticias de animales que en los días previos al desastre empezaban a a huir hacia zonas altas.

Este proyecto ideado por el decano de la Escuela de Ingeniería y Ciencia Aplicada de la Universidad de Princeton, Robert G. Jahn y desarrollado por el equipo de científicos encabezados por Roger Nelson han creado un instrumento para medir el llamado Electro Encefalograma de la Tierra (EGG – Electro Gaia Gram) que consiste en una red de cien ordenadores situados en muy diversos puntos del planeta, uno de ellos de se encuentra en Sevilla, que funcionan las 24 horas al día los 365 días del año, emitiendo CEROS y UNOS de forma aleatoria. Los datos emitidos son enviados a un gigantesco ordenador en la Universidad de Princeton donde son analizados. Según la teoría de la probabilidad, se obtendría un porcentaje similar de ceros y unos. Sin embargo, las máquinas dieron en momentos específicos largas series de unos o ceros todas a la vez. Pero eso no es lo que ocurre, si no que se obtienen datos que muestran anomalías. Se define como “anomalía” aquel comportamiento de los ordenadores que no puede ser explicado estadísticamente por tratarse de una desviación significativa o incluso masiva del patrón aleatorio.

Los responsables del estudio asocian las anomalías al efecto que la mente humana puede causar sobre la materia más allá de las fronteras del espacio. Nelson declara que no saben cómo se da la correlación entre equipos electrónicos diseñados para funcionar de forma aleatoria que sustituyen el patrón aleatorio todos a la vez y el campo de energía generado por la unificación de la atención de la humanidad, pero que luego de tres años observando la reiteración inequívoca del fenómeno y con más de doscientos estudios exhaustivos que lo avalan, no queda más remedio que admitir que el fenómeno de la correlación existe. Las anomalías masivas en el comportamiento de la red se dan ante acontecimientos graves y emotivos como por ejemplo: el atentado que acabó con las Torres Gemelas de Nueva York, los ataques terroristas cometidos por Al Qaeda en Madrid en 2004 y en Londres en 2005, los funerales de la princesa Diana de Gales etc. El hecho de que los equipos electrónicos rompan el patrón estadístico antes de que el suceso ocurra, confronta con un misterio aún mayor. Indican que sentimos antes de saber.
proyectoconcienciaglo

En nuestro país el fenómeno ha sido estudiado por los periodistas Ángel Gutiérrez y David Zurdo, que se han basado en el Proyecto para escribir el libro La Señal. Este último -ingeniero técnico y licenciado en Ciencias Físicas-considera que el GCP “es la investigación, rigurosamente científica, más sorprendente y desconcertante del panorama actual. Salvo que todo fuese un fraude -cosa que me parece impensable-, la estadística nos muestra que no puede tratarse de meras casualidades. Los detractores afirman que los resultados podrían ser eso, simples coincidencias. Pero sucede que las propias matemáticas son capaces de autoevaluarse, y esa opción queda excluida”.

Filósofos y científicos de diversas ramas tienen teorías que pueden explicar o arrojar luz sobre qué puede registrar este experimento. La mayoría de ellas se enmarcan en la física cuántica, una sección de la ciencia que estudia el mundo microscópico, determinado por leyes diferentes a las que rigen en el mundo macroscópico. La física cuántica cambia nuestra percepción del tiempo y el espacio, ya que por ejemplo ha demostrado que partículas separadas por enormes distancias siguen interactuando entre sí, unidas por una red invisible. En los sistemas cuánticos la naturaleza de sus elementos constitutivos (como puede ser la conciencia) no se encuentra en cada individuo por sí mismo, sino que es una propiedad que surge parcialmente de la relación, de la suma entre todos ellos. La conciencia no es una característica de los individuos por sí mismos, sino de la suma de ellos.

Todavía no se sabe cómo explicar las correlaciones entre los acontecimientos de importancia para los seres humanos y los datos de GCP, pero son bastante claras. Ellos sugieren algo parecido a la imagen mantenida en casi todas las culturas de que todo el universo forma una unidad con una interconexión que es fundamental para la vida. Los esfuerzos para entender estos datos complejos pueden aportar luz sobre el papel de la mente como una fuerza creativa en el mundo, capaz de manifestar intenciones y con capacidad de evolución consciente.

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies