El Sumo Sacerdote

El Sumo SacerdoteÉste es el V arcano de los Arcanos Mayores del tarot. Se le conoce por varios nombres: El Papa, el Pontífice, Júpiter, El Gran Hierofante, el Invierno, y el Maestro de los Arcanos.

En la imagen de la carta se puede ver un gran sacerdote barbudo, que sería el Papa, y que da su bendición a dos de sus ministros o clérigos. La abundante barba blanca es signo de que su edad es avanzada, está en un momento de su vida en el que las pasiones ya están aplacadas y es tiempo de dar paso a la inteligencia. Está sentado en el trono pontificio, que tiene un respaldo alto finalizado con un tipo de columna que algunos comparan con las columnas del Templo de Salomón. Se apoya con su mano izquierda en una especie de bastón terminado en una bola y una cruz.

La tiara hace que su imagen se vea más alta de lo que es, y los ministros de pequeño tamaño lo transforman en una figura impresionante. La fe y la confianza son los dos pilares que asoman tras el trono de El Sumo Sacerdote, siendo también las principales virtudes que encabezan su significado. Se trata de virtudes movidas por una elevada emotividad de la intuición. La presencia de El Sumo Sacerdote en una tirada de cartas indica que existe buena predisposición para dar y recibir consejos y para encontrar las soluciones que se buscan.
A la hora de tomar decisiones conviene ser fiel a los propios principios y actuar conforme a ellos siguiendo los dictados del corazón.

El Sumo Sacerdote está en comunicación con Dios, es el guía espiritual, nos aconseja, desde nuestro corazón, para facilitarnos la comprensión de nosotros mismos y de lo intangible. Se basa en la fe, los valores y las instituciones. No sólo tiene la capacidad de razonar como El Emperador sino también de intuir. Alude al cumplimiento del deber, la búsqueda de la verdad razonada, el sentido paternal de protección y consejo, lo espiritual y religioso, el conocimiento místico de las cosas, el espíritu de sacrificio y la piedad, la gentileza, la comprensión y humanidad, la inspiración creativa, la indulgencia y la generosidad.

Si te sale esta carta es porque te distingue tu autoridad moral. Has aprendido de los errores y cultivado lo positivo, lo constructivo y elevado de la vida. Sea cual sea el camino recorrido, con aciertos y fracasos, siempre tendrás oportunidad para comenzar de nuevo. Te inspiran un fuerte impulso espiritual y un gran respeto al ser humano. Por ello infundes confianza a otros, reflejas sabiduría y pulcritud de intenciones y tu aporte es reconocido. Ahora recibes los frutos de tu siembra. Las fuerzas inferiores reaccionan ante la presencia de este elemento, porque representa el hombre espiritual que gracias a su energía aleja las entidades básicas.

También muestra a un hombre que tiende a unirse al pasado, a ideas anticuadas y principios superados, por lo que ha de costarle adaptarse a circunstancias nuevas y se enfrentará llegado el momento a ellas, en cierto modo puede ser un obstáculo para un cambio necesario, por otra parte es signo de clemencia, humildad, compasión y comprensión, puede representar a una persona a quien se puede recurrir en momentos difíciles.

Favorece las reconciliaciones de pareja. Inspira compresión para calmar los celos y los sentimientos de culpa. Anuncia acuerdos equilibrados en momentos de desavenencias matrimoniales. También augura relación sentimental con alguien de más edad y experiencia. En posición inversa indica matrimonio por interés. Exigencia en las relaciones, prepotencia y falta de comprensión.

La clave de sanación de este arcano, se centra en recuperar la paz interior, después de haberla perdido por estrés, preocupaciones o enfermedad. La calma y la aceptación favorecerán una recuperación más rápida. Su fuerza aporta equilibrio entre las necesidades del cuerpo y del alma, y favorece una comprensión objetiva y global que empequeñece los problemas. Su posición inversa indica, sin embargo, obsesiones y tendencias hipocondríacas

En el aspecto económico anuncia que se obtendrán buenos ingresos pero que estos llegarán como fruto de una labor muy bien realizada.

Si en la tirada sale invertido es muy mala señal porque entonces quiere decir que la persona se encuentra a la deriva sin nadie que le preste ayuda y que vendrán muchas situaciones difíciles donde no habrá con quien contar.

Dentro de todos nosotros existe una luz orientadora, una fuerza unificadora y la certeza de que nos asiste un poder superior creador que todo lo ordena. Allí radica la luz interior que nos conecta con lo sublime, alejando las dudas y el sufrimiento. Aprovecha esta circunstancia y, con fe, camina hacia tu meta en el ánimo más positivo y constructivo, sembrando buena semilla para el futuro.

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.