Energetiza tu casa

No hay nada mejor que el propio instinto del ser humano para darse cuenta de que estamos viviendo en una casa con poca o mala energía.

Las pistas suelen ser muy claras:

• Si no nos gusta estar en casa demasiado tiempo
• Si en casa no somos capaces de descansar
• Si parece que se nos viene encima
• Si estamos felices y al entrar en casa nos ponemos tristes sin razón
• Si las personas que viven en ella están siempre alteradas
• Si somos incapaces de dormir o comer en ella
• Simplemente si sentimos que algo falla

Todos estos casos son indicativos de que algo no va bien con al energía de nuestra casa, pero por supuesto, hay muchos más.
Escuchando tu casa

Para empezar, el ritmo de vida que llevamos está tan alterado que muchas veces no nos damos cuenta de que nuestra casa nos está pidiendo a gritos algún cambio. Así que lo primero que debes hacer es dedicar un buen montón de tiempo a escuchar a tu casa.
Antes de hacerlo abre todas las ventanas y limpia y ordena la casa todo lo que puedas, pues a lo mejor simplemente con un poco de orden ya consigues lo que necesitas, o quizá es que no la ventilas lo suficiente y el oxígeno no se renueva.
Después toma una libreta y un bolígrafo y ve entrando en cada una de las estancias de tu casa, incluyendo pasillos y entrada a la misma.
Haz en todas las zonas lo siguiente. Cierra los ojos y respira profundamente tres veces, después ábrelos y mira la habitación donde te encuentres. ¿Cómo te encuentras al entrar en ella? ¿Sientes que todo está bien? Ve apuntando en tu libreta todo lo que sientas incómodo en la habitación.
Esta práctica por extraña que te parezca es muy importante pues ¿realmente es tu casa un dulce hogar?
Hay personas que con sólo pararse a escuchar su casa descubren enseguida qué es lo que le falta o necesita, pero si ese no es tu caso, al menos las primeras veces que realices esta práctica aquí te daremos algunos consejos. Es importante de todos modos que te familiarices con la teoría del yin-yang pues te dará las pistas de lo que puede estar fallando en tu lugar de residencia.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.