Feng Shui en el hogar

Para que una casa tenga buen feng shui hay que tener en cuenta algunas características generales en su decoración.

La entrada

Es lo primero que debes cuidar de la casa. Observa desde fuera y desde dentro y piensa qué te gustaría cambiar. La energía entra y sale, sobre todo, por la puerta principal. Una planta, unas luces adecuadas o unas pequeñas figuras a cada lado, como guardianes de la casa, pueden ser suficientes. Dentro, la entrada conviene que esté bien iluminada y decorada con objetos o imágenes que nos gusten, a modo de bienvenida al hogar.

Los pasillos

Trata de tenerlos descongestionados, que permitan el paso de las personas y de la energía generosamente. Elimina de ellos todo lo que sea un estorbo para la vista o que no te deje caminar con soltura.

El dormitorio y la cama

En la cama pasamos muchas horas de nuestra vida y es donde reponemos fuerzas, por eso el sueño debe ser reparador y revitalizante. Es mejor no tener cosas tiradas por encima de la cama ni tampoco guardar cosas debajo de la misma. Es preferible que no haya demasiados cables ni aparatos eléctricos a tu alrededor o debajo de la cama. Tampoco son aconsejables los ventiladores o salidas de aire acondicionado directamente encima de la cama. En cambio, puede resultar beneficioso colocar bajo la cama algunas piedras preciosas. Es importante dormir en la dirección adecuada, sintiendo que estás tranquilo en la cama y que te gusta lo que ves al despertar.

En lo alto de la escalera
Cuando llegas al final de una escalera conviene que veas un cuadro o algo que te guste, una imagen que te reciba. Si tu casa tiene dos niveles o muchas escaleras la energía tiende a desestabilizarse constantemente y para estabilizarla puedes colocar alguna planta en la parte baja. También vale algunas piedras bonitas con cantos redondeados, algo, en definitiva, que resalte el valor del elemento tierra.

Orden, sencillez y desapego
Deshacerte de lo que no te gusta o no te resulte útil es una buena manera de crear nuevos espacios para tener claridad y dar cabida a las cosas buenas que deben llegar. Da aquello que no quieres a otros, a quienes pueda ser útil. El Tao dice que si queremos abundancia primero debemos crear el espacio para que entre. Si tenemos los cajones llenos de cosas que no usamos, siempre habrá una energía estancada y además no tendremos sitio para lo que verdaderamente deseamos. Tampoco debes tener la casa saturada o tan llena de cosas que se haga difícil moverse, porque la energía tenderá a estancarse. Si bloqueas el chi con exceso de muebles o demasiadas aristas puede haber problemas financieros o conyugales.

Elementos mágicos
Sonerías.- Uno de los artilugios más mágicos del feng shui lo constituyen las sonerías, esos colgantes que mueve la brisa y van tintineando. Pero debes tener en cuenta varias cosas: no conviene colocarlo en el dormitorio ni justo sobre una puerta; estará bien en un sitio tranquilo o en alguna esquina, así como cerca de las ventanas. Plantas y árboles.- Son excelentes para los rincones y para suavizar o eliminar esquinas. Cortinas.- Son buenas como pantallas protectoras de posibles energías externas no deseadas. Luces.- Bien usadas pueden crear atmósferas agradables, suavizar perfiles agresivos y resolver muchos problemas. Espejos.- Es uno de los elementos más difíciles de manejar. Hay que colocarlos bien, porque, en caso contrario, pueden multiplicar las flechas secretas o energías negativas.

En el comedor y la cocina
Con respecto al comedor, debemos decir que es importante que el mismo de la sensación de intimidad y seguridad y para lograr esto, es preciso que los asientos estén cerca de las paredes y ventanas; cuando alguien se vaya a sentar en la cabecera de la mesa, es importante que ese sector se encuentre alejado de la puerta. Como norma del Feng Shui para el hogar, no deben quedar más de dos sillas vacías en una mesa y siempre es mejor disponer de una luz que ilumine el centro de la misma ya que la luz representa un centro de atención, y esto ayuda mucho a que fluya la conversación. Con respecto a la forma que puede tener la mesa podemos decir que recibirá su interpretación según los 5 elementos del Feng Shui para el hogar: la mesa rectangular representa al elemento madera; la mesa redonda corresponde al elemento metal y simboliza la igualdad y fraternidad; la mesa cuadrada por su parte representa al elemento tierra y aporta estabilidad y una vida conservadora.

Con respecto a la cocina, es importante que tengamos en cuenta que como en ella se manipulan dos elementos: el agua y el fuego; por ello es necesario que cuando se realiza el feng Shui para el hogar no se abuse de los mismos, es decir que los colores rojos y naranjas deben utilizarse moderadamente al igual que los azules y los negros; los colores más indicados para la cocina son los naturales y el amarillo, o las tonalidades verdes. La ubicación que tenga la cocina también es importante para que el Feng Shui pueda cumplir con su función.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies