Feng Shui para el recibidor

fengrecibidor

Armonía en el hogar

La finalidad del Feng Shui, disciplina china de la que he hablado ya en varias ocasiones, es favorecer la armonía y la buena circulación de la energía en los distintos ambientes de la casa, a través de la disposición del mobiliario, los colores, los materiales y otros factores que, según las creencias orientales, ejercen influencia en la vida cotidiana.

La entrada de una casa es una zona muy importante, es la conexión entre el exterior y el interior. La forma en que tenemos este espacio refleja nuestra empatía, nuestra actitud hacia los demás y hacia nosotros mismos. Por eso, el recibidor debe ser un espacio cómodo, limpio, bien iluminado y agradable.
 
Si llegamos a casa y percibimos un ambiente desordenado, tareas pendientes, cosas por limpiar y hacer, vamos a sentir agobio y desazón. Por esta razón es conveniente que la entrada esté libre de obstáculos que impidan que entre la energía, limpia, ordenada y agradable.
 
Además, según la filosofía del Feng Shui, el recibidor de una casa es un reflejo de la personalidad y el alma del propietario. Así, las personas al entrar en nuestro hogar nos percibirán dependiendo del ambiente y la energía que rodeen la puerta y la entrada principal de nuestro hogar.
 
Antes de ocuparnos del recibidor como tal, veremos cómo ha de ser la entrada de una casa o piso desde la parte de fuera:
 
Lo primero a evitar es cualquier elemento externo que apunte directamente hacia nuestra entrada y/o puerta principal. Elementos como un árbol justo delante, una columna, una farola, la esquina de la casa de enfrente…
 
Si la casa cuenta con un sendero desde la calle hasta la puerta principal, éste ha de ser curvo no rectilíneo, ancho y sin obstáculos que obstruyan el paso. Si hay escaleras de acceso es mejor que se acerquen a la entrada de costado y no de frente como si fueran una flecha que apunte hacia la puerta. Esto es un ejemplo de lo que se denomina, en Feng Shui, flecha envenenada.
 
La zona exterior de la vivienda ha de estar bien iluminada y personalidad con algún objeto como un felpudo que no debe no impedir que la puerta se abra.
feng shui hall
En cuanto a la puerta de entrada hay que tener en cuenta que la puerta de la casa es el lugar por donde entra la energía del exterior, es lo primero que vemos y el reflejo y el anticipo de lo que nos espera. Es lo que somos, lo que mostramos y lo que pedimos al mundo.
 
La puerta de entrada a la casa debe ser amplia para permitir la entrada de dinero, riqueza, oportunidades. Si la energía chi puede entrar en tu casa y circular libremente, no podrá expandir la energía que quieres transmitir. Además, es mejor que no sea corredera y si puede ser, que tenga dos hojas en vez de una. Su tamaño debe ser proporcional al resto de la vivienda, preferiblemente en tono claro y maciza, sin cristales o piezas de plástico. Su apertura debe ser de entre 90º y 180º, sin obstáculos que molesten para abrirla, tampoco debe chirriar o quedarse medio abierta.
 
La orientación de la puerta es también un dato a tener en cuenta, ya que puede generar ciertos efectos. Según el Feng Shui es ideal que esté orientada al este o al sur. Recordemos que el norte corresponde al agua, el sur al fuego, el este a la madera y el oeste al metal.
 
Proporcionan buena armonía los adornos metálicos brillantes de oro o latón colocados en la puerta principal pero ¡cuidado!, aunque tal vez hayas leído o te hayan dicho que para atraer la energía positiva se debe colocar en la puerta de la casa un espejo rodeado de símbolos chinos, para ti no serán efectivos.
 
Los símbolos (pa-kua) que los chinos colocan en las puertas de sus casas son, para ellos, un símbolo de la armonía y el equilibrio del Universo y les permite conectarse con esa armonía y ese equilibrio. Pero posiblemente, a no ser que vivas sumergido de lleno en la cultura china, a ti no te servirán, sencillamente porque pertenecen a otra cultura, a una memoria colectiva que no es la tuya.
 
Si estos símbolos no te dicen nada, no debes colocarlos en la puerta o en la entrada de tu casa, lo que debes poner es cualquier objeto para ti un significado positivo de protección y buenas vibraciones.
 
Una vez traspasada la puerta principal, es importante que haya una zona para dejar lo que llevas: las llaves de casa, bolsos, carteras, paraguas… Escoge muebles y accesorios útiles que te ayuden a organizar el espacio como una consola con cajones, perchero o paragüero. De todas maneras, no hay que atiborrar la entrada con todo tipo de muebles auxiliares.
 
Si tienes espacio suficiente, puedes plantear otra solución de almacenaje y colocar un armario a medida en sentido perpendicular a la puerta. Mejor en madera natural y de colores claros que armonicen con el resto de colores del recibidor.
 
La iluminación de esta zona debe ser cálida y no demasiado estridente, si las luces son demasiado fuertes se tiene la sensación de que te echan fuera de la casa, pero no pueden ser demasiado tenues porque si no, no podrás ver.
recibidorfeng
De lo que se trata es de que la iluminación te ayude a crear un ambiente cálido y acogedor. Para complementar la lámpara o lámparas que hayas puesto puedes poner unas velas o cualquier otra fuente de luz. Si llegas por la noche a casa, puedes usar un programador para que esté encendida cuando llegues. Tendrás la sensación de que la casa te recibe.
 
En cuanto a la decoración para la zona del recibidor, además del color de las paredes que debe ser claro pero mejor no amarillo, debes usar objetos significativos para ti y que te gusten mucho, por ejemplo, un cuadro, que dará personalidad a la entrada y te llenará de vitalidad.
 
El Feng Shui recomienda, para esta zona de la casa, el uso de espejos pero nunca enfrente a la puerta de entrada para que no se rechace la entrada de energía. En su lugar, puedes colocarlos en los laterales.
 
Una fuente en la entrada es señal de buenos auspicios para la vivienda y la familia que la habita. Puedes poner alguna que te guste (no tienen que ser caras) y ver cómo funciona. Y ya sabes el agua cuanto más limpia mejor.
 
Si puedes coloca una planta o flores naturales ya que te alegrarán la vista y proporcionarán oxígeno a la entrada. La planta, siempre que esté sana, es un dador de energía. Si no pueden ser naturales podrías optar por flores secas o artificiales pero debes cuidar de que estén bien limpias y libres de polvo y cambiarlas de cuando en cuando.
 
Hasta aquí nuestros consejos de hoy para la decoración y elección de objetos para colocar en la entrada principal de nuestra casa a fin de conseguir la circulación de energía y la armonía de nuestro hogar. Espero que os resulte de ayuda.

  


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.