La compatibilidad numerológica 2ª parte

La compatibilidad numerológicaLa compatibilidad numerológica

El estudio numerológico de compatibilidades nos permite saber si estamos en un tipo de vínculo kármico o complementario, el grado de afinidad entre ambos y nos da las pautas de cómo podemos aprovechar las diferencia para evolucionar.

 

 

 

 

4 con 4: Muy buena afinidad que los predispone al éxito financiero gracias a sus esfuerzos. Son sumamente trabajadores, conservadores, le darán mucha importancia al aspecto económico. Se da cierta fricción porque ambos son estructurados y testarudos y deben respetarse sus rutinas.

4 con 5: Muy opuestos, son incompatibles. El 5 necesita cambios, libertad e innovación; el 4 necesita rutina, estructura, seguridad. El 5 se aburre con el 4 y al 4 le asusta lo imprevisible del 5. Si se lo proponen, pueden aprender el uno del otro de sus características tan opuestas. El 5 puede enseñarle al 4 a perderle temor al cambio y el 4 puede ordenar un poco la vertiginosa vida del 5.

4 con 6: Deben encontrar el equilibrio entre el trabajo, las responsabilidades y la diversión. El 6 es el más afectivo y el 4 no es demostrativo. El 6 se ocupará de cuidar y embellecer su entorno, mientras que el 4 establecerá rutinas y se dedicará al trabajo detallista. Ambos son cabeza dura y en ello radicará la causa de cualquier conflicto.

4 con 7: Será una pareja poco afectiva y pasional. El 4 puede ayudar al 7 a concretar sus ideas y usar en forma práctica su sabiduría. El 7 puede ayudarle al 4 a elevar su interés sobre el mundo material, hacia el plano mental y espiritual.

4 con 8: Si se ponen de acuerdo el 4 aceptará las ideas amplias y ambiciosas del 8 y trabajará hacia una meta en común ocupándose del trabajo detallista.

4 con 9: Pueden sentir que la relación es un trabajo difícil, donde siempre se está poniendo a prueba su resistencia y eficiencia en las tareas en común o en la convivencia. Deben evitar el mal humor y proponerse hacer tareas juntos. El 4 le enseñara su sentido práctico y manejo del plano material y el 9 le enseñara su idealismo, coraje, infundiéndole sabiduría y experiencia de vida.

4 con 11: Si se lo proponen, pueden aprender el uno del otro. El 4 le enseñará a tocar tierra y poner en práctica o plasmar los inventos e inspiraciones del 11. El 11 le enseñará su intuición y todo lo metafísico.

4 con 22: El 22 tiene metas más ambiciosas y puede enseñarle de su intuición aplicada al mundo material.

5 con 5: A nivel sentimental, suelen surgir conflictos con relativa facilidad debido, sobre todo, al fuerte temperamento que los caracteriza. Dichos conflictos suelen terminar en rupturas transitorias seguidas de reconciliaciones temporales.

5 con 6: Esta combinación es fantástica, ya que la inteligencia y el orden del número seis, encaja con la vivacidad del número cinco. A nivel sentimental, pueden llegar a formar una familia sólida y estable sin problemas.

5 con 7: Tanto sentimental como laboralmente, pueden llegar a formar una pareja bastante equilibrada, sobro todo si cada uno sabe comprender las necesidades del otro. No obstante, si el número siete no termina de entender la necesidad del número cinco de actuar, éste terminará cansándose y marchándose de su lado sin contemplaciones.

5 con 8: Esta pareja da lugar a una combinación estupenda. En los negocios, las ganas de triunfar tanto del número cinco, como del número ocho, harán que tengan muchísimo éxito. Sentimentalmente, también tienen el triunfo asegurado, siempre y cuando, el número cinco se deje aconsejar en algunas ocasiones por el número ocho.

5 con 9: La imaginación del número cinco, con la practicidad del número nueve, hace que no tengan que preocuparse por cuestiones económicas. Sin embargo, en el amor puede que el número cinco termine aburriéndose del orden del número nueve, mientras que el número nueve se enamorarán cada día más de la alegría del número cinco.

6 con 6: Es una unión noble, ambos se preocupan el bienestar más allá del propio, eso se convierte en un fuerte lazo de unión, aunque en ocasiones el fuerte carácter de ambos juegue una mala pasada, pero sin ninguna importancia, todo con fácil arreglo ya que ambos son dóciles y cariños.

6 con 7: Para salir adelante, esta pareja necesita la firme disposición de ambos, sin embargo una vez que se conocen y se aprender a amoldar uno al otro es difícil que lleguen a separarse.

6 con 8: Excelente combinación, la relación es firme y con muchas posibilidades de que sea duradera, son idóneos para la convivencia, pueden llegar a entenderse y a colaborar uno con el otro.

6 con 9: Es una pareja de una relación libre, fresca, están porque realmente lo quieren así, la base de esta relación es que ambos se sientan bien con lo que están viviendo juntos, aunque como es normal tengan algunas diferencias en cuanto a opiniones.

7 con 7: Ten en cuenta algunas excentricidades individuales. ¡Respeta el trabajo del otro!

7 con 8: La felicidad se centra alrededor de sus carreras profesionales. Sentimentalmente es una pareja difícil porque sus trabajos respectivos les absorben demasiado.

7 con 8: Definitivamente una atracción espiritual. ¡Guarda esa conexión a través del tiempo!

8 con 8: Este es un vínculo kármico, por lo cual tienen que aprender algo de esta relación. Hay algo pendiente de otras vidas entre ambos. Deben actuar con ética, fidelidad y honestidad mutuamente si no es así será una relación caótica y agresiva. Deben precaverse del excesivo materialismo y obsesionarse con cosas que no les sirven.

8 con 9: Si se enfocan en aprender de sus diferencias, pueden ser una dupla muy próspera. El 9 sabe de las necesidades de los otros y el 8 sabe cómo cubrirles esas necesidades. Se generará conflicto cuando el 8 quiera dominar al 9. Son dos números fuertes que fácilmente tienden a confrontarse.

8 con 11 y 22: Con el número 11 tienen un vínculo kármico, por lo cual tienen que aprender algo de esta relación. Hay algo pendiente de otras vidas entre ambos. Deben ser tolerantes con el otro, ejercer su autoridad, poner límites, pero de buena manera y escuchando las necesidades y puntos de vista del otro.

9 con 9: No es una buena combinación de pareja, son desapegados y se brindan mayormente a los de afuera, dificultando la posibilidad de encuentros y convivencia.

9 con 11: Muy buena concordancia porque tienen objetivos y metas similares. El 9 debe controlar sus altibajos emocionales y el 11, su nerviosismo.

9 con 22: Se incentivan mutuamente en proyectos que benefician a otros. El 22 puede enseñarle del sentido práctico por su mentalidad constructiva.

11 con 11: Se trata de una combinación bastante buena ya que comparten características tan importantes como la inteligencia y el idealismo. No obstante, cualquier tipo de relación que decidan emprender, ya sea en el terreno laboral o sentimental, debe estar marcada por el establecimiento de un acuerdo previo en el que decidan quién de los dos va a ser el líder.

 

 

 

La compatibilidad numerológica

 

 

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies