La Haloterapia

haloterapia1

Terapia con Sal

Esta terapia, bastante reciente en nuestro país, conocida también como Salterapia, está basada en un tratamiento natural donde la sal de roca de origen mineral, sin tratar, es la protagonista. Consiste, básicamente, en reproducir el microclima de las minas de sal subterráneas en unas cámaras especialmente habilitadas a tal efecto y respirar un ambiente saturado por micropartículas de sal de roca de origen mineral. De esta manera se neutralizan las energías negativas y densas a través de los iones de la sal.

La haloterapia comienza a ser cada vez más utilizada en los balnearios, gimnasios, hoteles y spas. Lo que ofrecen estos centros de relax es un ambiente relajante, suave y cómodo para los pacientes, para su bienestar, teniendo cuidado de sus necesidades terapéuticas.

Y es que este tratamiento es uno de los métodos más eficaces para prevenir, tratar y rehabilitar enfermedades respiratorias y esa también adecuada para fumadores ya que estimula el movimiento de los cilios, ayuda a las reacciones naturales defensivas del organismo humano y también es útil en el tratamiento de las alergias.

Además, aunque de manera indirecta, tiene una influencia positiva sobre el estado de inmunidad humoral y celular tanto así como en los procesos inmunológicos no específicos del organismo por lo que puede utilizarse como terapia complementaria para el tratamiento de enfermedades respiratorias y dermatológicas.

El funcionamiento de este tratamiento es sencillo. En las cámaras habilitadas que simulan cuevas subterráneas de sal, las micropartículas de la sal se mezclan con el aire de la sala y durante el transcurso de la sesión, de 40 a 60 minutos, son inhaladas por los pacientes. Este elemento disuelve la mucosidad y despeja las vías respiratorias.

Pese a que en nuestro país esta terapia se ha introducido recientemente, varios antiguos textos médicos chinos, así como varios pasajes de la Biblia hacen referencia a la utilización de sal para varios propósitos médicos.
salterapia
El padre de la medicina, Hipócrates, era conocido por usar la sal para curar los problemas respiratorios de sus pacientes. La terapia de la sal ha sido utilizada para aliviar los problemas respiratorios y los pacientes se curaron por completo con este producto.

La popularidad de la terapia de la sal apareció en el siglo XIX, cuando se observó que los trabajadores de las minas de sal en Polonia tenían menos problemas respiratorios que el resto de la población. Algunos especialistas médicos constataron que los mineros que trabajaban en las minas de sal no sufrían problemas respiratorios como el resto de la población, a la vez que conservaban su piel más sana y menos envejecida. Más tarde, en los años 90, algunos científicos intentaron reproducir estas condiciones en la superficie.

Esta progresión constante del tratamiento incrementó la producción de las pruebas científicas con resultados positivos. Debido a que las minas de sal no pueden hallarse en todas partes, los médicos y los investigadores desarrollaron una manera de crear un ambiente artificial en el que las condiciones son similares a las de una cueva de sal.

Es entonces cuando se estableció el primer centro de curación en Polonia, Velicko, para tratar las diversas enfermedades mencionadas, especialmente el asma. Y tras éste, empezaron a abrirse sanatorios para los asmáticos en las cuevas de sal natural en Alemania, Suiza, Hungría, Bulgaria y la antigua Yugoslavia. Hoy la sal sigue a utilizarse como un tratamiento alternativo eficaz para curar diversas enfermedades respiratorias.

Numerosos estudios clínicos han demostrado la eficacia de la haloterapia en problemas respiratorios (asma, rinitis, bronquitis, alergias) y problemas dermatológicos (urticaria, psoriasis, acné, dermatitis atópica, etc.). La terapia de sal es también una efectiva terapia antiestrés.

Esta terapia, como ya hemos comentado, se lleva a cabo en una sala especial o cámara cerrada con las paredes y el suelo recubiertas en mayor o menor medida de sal mineral. Unos aparatos especiales, llamados halogeneradores, generan una combinación de temperatura y humedad que libera de forma progresiva y controlada las partículas de sal que llegan hasta los alvéolos pulmonares por la inhalación, pero también inciden en la piel. El ambiente salino en estas salas es de pureza máxima. Al introducirnos en este ambiente, el estrés se reduce, resulta beneficioso para las enfermedades del aparato respiratorio y alergias, mejorando el aspecto de nuestra piel y previniendo el envejecimiento cutáneo.
haloterapia
La administración de la terapia no requiere inmovilización o aparatología clínica, dado que se administra en un ambiente abierto, lo que hace que sea más fácil de aplicar en la práctica pediátrica, siendo en este campo en el que se obtienen los mejores resultados.

Las sesiones suelen durar en torno a una hora y es recomendable recibir varias sesiones durante un tiempo que se determinará dependiendo de la dolencia a tratar. Las salas cerradas donde se realiza la haloterapia cuentan con tumbonas, sillas y un ambiente con iluminación suave, música y una temperatura fresca y seca que permite disfrutar de una atmósfera relajada y de descanso.

En la actualidad, la haloterapia está reconocida como terapia clínica en Inglaterra e incluida en el sistema nacional de salud de Rusia. Además, su uso está extendido en países de Europa como Alemania, Italia, Austria, Europa del Este (Polonia, Rumania, Ucrania), así como Estados Unidos y Canadá.

Haloterapia en casa

 

Puesto que no puede accederse a tratamientos clínicos de haloterapia fácilmente, por ubicación o porque el costo de asistir a tales clínicas es que más del que la mayoría de la gente puede permitirse, se han diseñado dispositivos para ayudar a crear un ambiente terapéutico dentro del propio hogar. Uno de estos dispositivos que ya se comercializa en muchos países es el llamado Salin, que purifica el aire de una habitación y, al mismo tiempo, agrega micropartículas de sal al ambiente.

Aunque, este dispositivo y otros parecidos, no pueden replicar completamente el ambiente de una cueva de sal o de una habitación en una clínica de haloterapia, sí es cierto que trasforman el aire de una estancia haciéndolo más sano y más fácil respirar, además de reportar importantes beneficios terapéuticos para pacientes con problemas respiratorios.

Como ya hemos visto, la haloterapia tiene muchos beneficios y está recomendada, especialmente, para personas con problemas respiratorios como el asma o la bronquitis, así como para quienes tengan problemas de las vías respiratorias en general puesto que limpia las mismas. También para quienes padezcan alergias y quienes puedan tener afecciones de piel tales como acné o psoriasis. Incluso parece que estas sesiones tienen buenos resultados en personas con situaciones de estrés o depresión.

A día de hoy los expertos en salud no han indicado contraindicaciones conocidas en la interacción medicamentos. La haloterapia es una forma natural de cuidar nuestra salud y sus beneficios hacen que sus adeptos aumenten año tras año, en busca de un mayor bienestar.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies