La percepción extrasensorial 2ª parte

La percepción extrasensorial 2ª parteLa forma más conocida de la percepción extrasensorial es la clarividencia, que se puede definir como la aptitud de acceder a un conocimiento que nadie posee. La clarividencia se conoce también como visión remota porque el clarividente no necesita estar cerca de la ocurrencia o relacionado con la persona con la experiencia psíquica.

 

La persona intuitiva o psíquica, recibe las imágenes mentales de significado real o simbólico al viéndolas con el llamado tercer u ojo interno. Le permite proporcionar detalles específicos sobre personas, lugares, circunstancias que rodean ciertos acontecimientos y fenómenos paranormales.

 

Así, podemos tomar unos naipes, barajarlos y probar a nombrarlos o, por lo menos, a determinar su color. Para que mostremos facultades de clarividencia, el número de respuestas correctas debe ser mayor que el dado por el cálculo de probabilidades.

 

El resultado no tiene que ser cien por cien exacto, sino superar de manera significativa y consistente la esperanza matemática. Muchos de los fenómenos clarividentes pueden ocurrir durante el sueño. En estos casos el sujeto ve las escenas con una claridad fotográfica.

 

A esta modalidad se le conoce con el denominativo de clarividencia onírica. Pero no se descarta en este tipo de fenómenos la posibilidad de que se trate de una captación telepática inconsciente e incluso de una precognición onírica. Sin embargo, en los momentos de vigilia no es frecuente que la persona obtenga una visión consciente tan clara como las del sueño, a no ser que sea un buen sensitivo.

 

Esto es debido a que en esos momentos del sueño nuestra mente se encuentra liberada del filtro del raciocinio consciente así como la de estar en un estado de baja frecuencia cerebral. Pero el fenómeno de la clarividencia no sucede sólo durante el sueño.

 

Cualquier momento y circunstancia puede ser el detonante, no sólo para este fenómeno, sino para cualquier otro. Así vemos que son muchos los casos de niños que dicen ver, oír o sentir cosas que nosotros los adultos no podemos percibir y entonces se les acusa de fantasiosos, aunque no siempre es así.

 

Por otro lado, aquel que los tenga en casa podrá comprobarlo, los animales parecen tener una capacidad especial de PES sobre las cosas y personas. Esto demuestra que el fenómeno no es propio del ser humano, ni es invención nuestra, aunque sea improbable científicamente, por ahora.

 

La telepatía es un fenómeno que consiste en la comunicación directa de pensamientos y sentimientos entre una mente y otra sin uso alguno de medios sensoriales y al margen de la distancia que pueda haber entre emisor y receptor y de los obstáculos materiales que se encuentren entre ambos.

 

Todos, alguna vez, hemos experimentado lo que llamamos telepatía: cuando repentinamente recordamos a alguien y recibimos carta suya o toca al timbre de nuestra puerta; cuando hemos deseado que una persona se dé vuelta para mirarnos y lo conseguimos; cuando llamamos y el teléfono suena ocupado porque esa persona, a su vez, nos está llamando a nosotros. Normalmente a casos como éstos no les damos más que un valor anecdótico y decimos que han sido producto de la casualidad.

 

Para que las fuerzas telepáticas funcionen y sea posible transmitir sentimientos o pensamientos a distancia (de mente a mente), es preciso un sentimiento afectivo entre los individuos involucrados o un acontecimiento altamente emocional. La experiencia telepática puede manifestarse durante el sueño o durante la vigilia en forma de pensamientos, imágenes mentales, alucinaciones visivas o auditivas, o como emociones repentinas.

 

La telepatía se puede aprender y educar, aunque claro, al igual que con las condiciones físicas, hay personas más preparadas que otras para poder desarrollarla, unas son más sensibles, mejores emisores o receptores. Podemos comparar esa facultad con nuestros músculos, todos los tenemos, pero no todos nos convertimos en atletas, si no los ejercitamos apropiadamente. O sea, nacemos con ellos, y según el uso que les damos serán más o menos fuertes.

 

Una cosa que hay que tener en cuenta es el cumberlandismo (falsa telepatía), el cual es un proceso en el cual se adivina el pensamiento de otra persona en base a conjuntos de movimientos reflejos ligados a las diversas imágenes mentales que se van sucediendo en la mente de dicha persona.

 

El prestidigitador e ilusionista inglés Cumberland Stuart, lo practicó por primera vez en el teatro dejando a todos los espectadores sorprendidos con su espectáculo “telepático”.

 

Muchos experimentamos, en algún momento, la sensación de haber vivido anteriormente lo que estamos viviendo en el presente, ésta es otra forma de percepción extrasensorial llamada precognición, o sea la capacidad de ver los eventos con antelación, de hacer predicciones o de emitir advertencias sobre el futuro.

 

Un ejemplo radica en las impresiones de “déjà-vu”. La precognición es la capacidad de hacer predicciones válidas de incidentes en el futuro y predecir resultados de las acciones antes de que se produzcan. Una persona generalmente tendrá un sueño vívido, visión o percepción sobre el evento que aún no ha sucedido, pero está a punto de ocurrir.

 

Así, podemos entrar en un lugar desconocido y percatarnos de que nos es muy familiar; o conversar con un amigo y darnos cuenta de que sabemos de antemano lo que va a decir.

 

La clariaudiencia se refiere al fenómeno de las voces, la música y otros ruidos, causados ​​por personas, eventos o espíritus que no pueden ser detectadas por el oído normal. La persona clara oyente oye frecuencias que sólo se pueden conseguir mediante el uso de las capacidades de PES. Las frecuencias observadas van desde sonidos incomprensibles hasta conversaciones enteras.

 

La Psicoquinesia  es otra de las clases de precepción extrasensorial y se basa en la capacidad de la mente para influir sobre la materia, esto es, sin valerse de ninguna clase de artilugio físico conocido para llevar a cabo alguna transformación en un objeto.

 

 

 

La percepción extrasensorial 2ª parte

 

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.