La Radiestesia en la historia

El primer hecho significativo para la formalización de la Radiestesia que registra la Historia, sucedió en la Universidad de Saltzburgo. Durante los últimos años del siglo XVIII, como resultado de la experimentación con numerosos pacientes, el Rector de esa institución educativa, instituyó oficialmente el uso del péndulo como instrumento de diagnóstico médico.

En la antigüedad compitieron el péndulo y las varillas como instrumentos para la detección de radiaciones, pero a partir del hecho que se relata, se incrementó el uso del péndulo y se redujo el empleo de las varillas. La Radiestesia fue reconocida formalmente en Europa por los ejércitos beligerantes de la Primera guerra mundial, para localizar minas. Cada vez son más las empresas mineras y petroleras que contratan profesionalmente a radiestesistas para que detecten yacimientos.

Los departamentos de policía de muchas ciudades del mundo, contratan los servicios profesionales de radiestesistas para encontrar personas secuestradas y desaparecidas, así como objetos robados y delincuentes. Numerosos médicos emplean el péndulo para diagnosticar enfermedades, determinar las terapias y medicamentos adecuados, tiempo de duración de los tratamientos, así como la frecuencia y dosificación con las que debe suministrarse un medicamento. Otras aplicaciones técnicas en el campo de la ingeniería, son la localización de los lugares de falla en las máquinas y en los circuitos eléctricos y electrónicos, así como en las instalaciones hidráulicas y sanitarias y en las estructuras.

Después de la Primera guerra mundial, se ha observado una tendencia al crecimiento acelerado del número de radiestesistas, por lo que algunos investigadores de este fenómeno consideran que en un futuro relativamente cercano, aproximadamente el 90% de los seres humanos llegarán a utilizar la Radiestesia. Por otra parte, estas predicciones establecen que el 50% de las aplicaciones serán de naturaleza científica y tecnológica.

Algunos de los elementos utilizados por los zahoríes para desempeñar su labor son el péndulo y la varilla. Hacia finales del siglo XVIII, Antoine Clément Gerboin, profesor de la Facultad de Medicina de Estrasburgo, descubrió posibilidades de experimentación al hacer girar una esfera atada a una cuerda. Todo ocurrió cuando le dio al hijo de un amigo suyo, una esfera de madera que representaba el globo terráqueo y que estaba atada un cordel. Lo singular aconteció cuando Gerboin se percató que aquella esfera se movía y oscilaba sin que nadie la tocase, y aún más cuando el brazo del niño estaba inmóvil. Por casualidad, descubrió el péndulo. A partir de aquel descubrimiento Gerboin investigó en la materia y entró en contacto con sociedades de zahoríes. Hoy en día, el péndulo es considerado una herramienta de captación energética, un instrumento de percepción.

El péndulo está formado por un objeto relativamente liviano que pende de un hilo o cadena. El péndulo es un peso suspendido de una cuerda que se sujeta entre los dedos pulgar e índice; sus movimientos indican respuestas negativas o afirmativas, como así también energías positivas o negativas. Pueden ser cilíndricos, esféricos, cónicos, cilíndricos con punta, macizos, huecos, y de otras formas más sofisticadas siempre y cuando estén perfectamente balanceados y de forma simétrica. Con respecto al material, pueden ser de madera, metal, plástico, vidrio, cristal, etc. El hilo que lo sostiene puede ser de algodón, cuero, nylon, etc.
Hay personas que usan como péndulo un reloj antiguo de bolsillo, tomándolo por su cadena para hacerlo oscilar. Una simple plomada de albañil sirve como péndulo. La forma esférica tiene la ventaja de que no le influye tanto el viento y la desventaja de que a menudo es insensible a ciertos cambios ligeros, tan importantes para algunas mediciones.

Los péndulos huecos (con testigo), se llaman así porque en su interior suele colocarse pequeñas muestras de las sustancias que se quiere analizar o algo relacionado con el objeto o la persona que se está investigando. La desventaja de este tipo de péndulo reside en la interferencia causada por las vibraciones residuales de la muestra. Por ejemplo, si intentamos localizar una joya de oro o cualquier objeto del mismo metal utilizando este tipo de péndulo con una pequeña pepita de oro en el interior, y la próxima vez utilizamos el mismo instrumento con una muestra de plata en su interior, el residuo del oro puede impedir que se descubra la plata.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies