La telequinesis

La telequinesis
Podríamos definir la telequinesia como la capacidad que poseen los seres humanos para mover objetos con la mente. Es una de las ramas de la kinesis, la cual trata de la manipulación del plano físico mediante energía psíquica.

 

Para algunos estudiosos, la telequinesis, telequinesia o psicoquinesis se define como la capacidad para mover objetos o modificarlos utilizando la energía de la mente sin entrar en contacto físico en momento alguno. Y sería el cerebro humano, fuente potencial de insospechadas energías, el que causaría este movimiento a través de la emisión de un fluido psíquico que podría afectar la materia.

 

Al parecer, la energía liberada y que causa el movimiento de objetos es la misma que se manifiesta durante los fenómenos telepáticos y, en general, parapsicológicos.

 

Algunas personas la han desarrollado pero en general lo mantienen en secreto porque aún hoy la sociedad lo relaciona equivocadamente con la brujería o la magia negra. Otras personas tienen este don de nacimiento, son pocos los que lo controlan voluntariamente. A veces se despierta tras sufrir emociones muy fuertes.

 

El término telequinesis fue acuñado por primera vez en 1890 por el psíquico, escritor e investigador ruso Alexander N. Aksakof. Primero se pensó que este fenómeno estaba relacionado con los fantasmas de las personas fallecidas, espíritus traviesos, los ángeles, los demonios u otra forma sobrenatural. Más tarde se vio que este incluso podría suceder sin ninguna conexión con los espíritus. Pero, con el tiempo, sus causas fueron atribuidas más bien a una extraña forma de energía proveniente de la mente humana.

 

El término se usa actualmente en forma restringida, ya sea para referirse al supuesto movimiento de objetos muy pequeños (un grano de azúcar, una semilla, un dado o las moléculas aéreas para crear el viento) o grandes (un mueble o un auto). Si bien a día de hoy parece una teoría absurda durante un tiempo se especuló con la posibilidad de que los grandes bloques que formaban las pirámides así como otros grandes monumentos como los Moais de la Isla de Pascua fueran transportados ayudándose de la telequinesis.

 

El desplazamiento de los citados Moais se demostró que era realizado ayudándose de troncos de árboles lo cual provocó una deforestación de la isla, el caso de las pirámides es más enigmático pero aún así parece improbable esta teoría. Este aspecto de la parapsicología mental adquirió gran importancia en la Segunda guerra mundial debido a los supuestos experimentos de Hitler. Por ejemplo, se dice que Hitler utilizaba grandes grupos de especialistas para mover grandes objetos o para leer pensamiento (habilidades telepáticas). Estas actividades pseudocientíficas tuvieron su fin con el derrumbamiento del régimen alemán.

 

Parece que hay tantas maneras de desarrollar la telequinesis como requisitos para que el fenómeno ocurra. Muchos sistemas new age y sistemas espirituales orientales acuerdan en que es necesaria la meditación para aprovechar el máximo potencial de la mente. La meditación es una técnica simple que decrece la presión sanguínea y mejora el funcionamiento mental con el paso del tiempo. Aunque, menos probado, muchos creen que la meditación contribuye a desarrollar la telequinesis.

 

Al calmar la mente a través de la meditación y concentrarse en la respiración, se cree que, una vez que la mente está libre de pensamientos descontrolados, esa concentración pude orientarse a influenciar el mundo físico. Algunos estudiosos del fenómeno afirman que la telequinesis se relacionaría con la energía biótica y la telergia, términos que definen la facultad de las capas más profundas de la mente de una persona para crear energía, tanto magnética, electrostática o electromagnética.

 

Ello explicaría que, a través de la telequinesis, una persona pudiera mover, por ejemplo, un contenedor de 200 kilos de peso. La persona, en teoría, no podría generar un poder que pudiera mover esa cantidad de peso, pero sí sería capaz de eliminar las fuerzas gravitatorias que actúan sobre esa materia. De ese modo, los 200 kilos, para él, no representarían un inconveniente.

 

El elemento clave en el aprendizaje de la   está relacionado con el objeto y se denomina “piswheel”, este consiste en una hoja con materiales ligeros cuyos lados se doblan diagonalmente y al cual se clava una aguja en la punta con un trozo de goma pegado en el interior para que se sostenga. Para que nos entendamos, es un molino de papel con una aguja en medio clavada, cuánto más ligera sea mejor. Este se debe meter en una caja transparente para aislarlo lo máximo posible.

 

El ejercicio es aparentemente sencillo ya que la complejidad proviene de canalizar toda la energía hacia los dedos de las manos acercándolos hacia el objeto sin tocar la caja. Las recomendaciones habituales a tales efectos son la concentración en la respiración, la absorción de toda la fuerza vital en ese objeto y la visualización del elemento como un todo.

 

 

 

Telequinesis

 

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies