Las cartas Zener

Las cartas Zener La percepción extrasensorial (PES) es la capacidad de adquirir información sin que intervengan los sentidos.

 

En este fenómeno suelen agruparse la telepatía, la adivinación y la clarividencia, esto es, la facultad de adivinar hechos ocurridos en otros lugares.

 

 

 

Aunque no hay evidencias científicas de la existencia de alguno de estos portentos, todos ellos han sido estudiados. En los años 30, el botánico Joseph Banks Rhine decidió utilizar una baraja ideada por el investigador del Departamento de Psicología de la Universidad de Duke Karl Zener para intentar demostrar la existencia de la telepatía.

 

Constaba de 25 cartas divididas en grupos de 5, cada uno de los cuales presentaba una figura fácil de recordar, como una estrella o un círculo. Rhine mostraba entonces a sus ayudantes una carta boca abajo y les pedía que trataran de adivinar qué símbolo contenía.

 

Se diseñaron varios palos de figuras simples (estrella, cuadrado, círculo, ondas y cruz) en color negro sobre unas cartulinas blancas, aunque en principio se hizo sobre un papel blanco pero excesivamente fino y translúcido, lo que hacía que los voluntarios que experimentaban las sesiones, lograran alcanzar altas cotas de adivinación.

 

Además, en las primeras experiencias con este tipo de cartas, los naipes eran mezclados a mano, aunque el profesor Rhine se decantó más adelante por una máquina para que fuera ella la que barajara las cartas.

Cómo comprobar si tenemos alguna clase de percepción extrasensorial a través de las cartas Zener

 

 

TELEPATIA

 

 

Se barajan debidamente las cartas Zener, antes de empezar la experimentación. Se corta varias veces el mazo de cartas y se entrega al sujeto transmisor para que las palpe y mire una a una, concentrándose en el signo o dibujo que hay en ellas y trate de emitirlas.

 

Puede emitir unos segundos o varios minutos, depende del sujeto emisor y su capacidad de concentración. Al mismo tiempo los receptores trataran de concentrarse para captar o recibir la señal de la carta emitida, apuntando el signo que perciben en la primera casilla de la hoja de control.

 

Después a una señal se anotaran en las siguientes casillas de control, bajando verticalmente hasta finalizar de emitir las 25 cartas. Las cartas acertadas se marcaran o las uniremos con un circulo, para saber el número de aciertos, y si se ha producido o no, transferencia telepática. Ya sabemos que el índice de acierto por el azar son 5 cartas.

 

Todo lo que supere este numero de aciertos, serán positivos y propios de la telepatía. A través de la P.E.S.

 

 

CLARIVIDENCIA

 

 

En esta experimentación, barajaremos las cartas y las cortaremos, después se introducirán dentro de un sobre opaco, no las puede ver nadie. Se les pondrá el sobre a los sujetos receptores y trataran de captar cual es el verdadero orden de las 25 cartas dentro del sobre.

 

Cuando finalicemos el experimento, se comprobara el autentico orden de las cartas y si estas coinciden en mayor grado con el orden que tenía en el sobre. Sabremos si se ha producido un fenómeno de clarividencia, mediante la P.E.S.

 

PRECOGNICION

 

 

Con el mazo y sin barajar ni cortar las cartas, los sujetos receptores deberán de captar cual es el orden futuro. Los sujetos anotaran en la hoja de control el orden futuro en el que quedaran las 25 cartas. El investigador barajara el mazo las cortara varias veces y finalmente comprobara el orden en el que han quedado establecidas.

 

Si el orden coincide en mayor o menor grado con la hoja de control, apreciaremos si se ha producido un fenómeno de precognición, o lo que es lo mismo, que los sensitivos hayan sido capaces de conocer el futuro orden de las cartas, antes de que esto ocurriera. Tendríamos un fenómeno de precognición, mediante la P.E.S.

 

 

RETROCOGNICION

 

 

En este experimento, se barajaran las cartas y se cortaran, se verá el orden en que han quedado las cartas y se anotaran en ese orden real y las volveremos a desordenar. Despees se dejaran pasar unos días o unas horas.

 

Y en un día y una hora en concreto se pedirá a los sensitivos que traten de captar cual fue el orden real en el cual quedaron las cartas. Antes y después. Si se produce un amplio número de aciertos sabremos que la mente del sujeto o sujetos ha realizado una incursión en el pasado y estaríamos ante un fenómeno de retrocognición, mediante la P.E.S.

 

 

Practicar con las cartas

 

 

Tú mismo puedes crear tus cartas Zener:

 

Recorta 25 cartones blancos iguales, de la medida de una carta y con un rotulador negro dibuja en cada uno de ellos uno de los cinco signos. La baraja completa cuenta con 5 cartas de cada símbolo. Hay que practicar por parejas. Se sientan las dos personas frente a frente. Una (el emisor) tiene todas las cartas en la mano. Extrae una carta, la mira y la posa sobre la mesa boca abajo mientras trata de comunicar la carta mentalmente. La otra persona (receptor) intentará adivinar dicha carta.

 

Es conveniente que las dos personas intercambien los papeles. De esta forma ambos podrán practicar tanto la emisión del contenido de la carta como la recepción y adivinación. El receptor debe intentar dejar su mente en blanco para visualizar o percibir la carta, que puede llegar de manera súbita a su mente. El receptor no debe utilizar la razón y la lógica. Aceptará por el contrario la primera visión o pensamiento de carta. El receptor debe mantener una actitud relajada y abierta, sin ningún tipo de idea preconcebida sobre la posible carta que recibirá.

 

De esta forma dejará sus capacidades abiertas y será justamente en ese estado de apertura cuando se podrá captar la emisión del compañero.  Normalmente los mejores resultados surgen sobre la mitad del ejercicio, al encontrarse ambas personas más centradas. Tanto emisor como receptor, se valdrán de un pequeño estadillo donde irán anotando las cartas que van saliendo, para el primero, y las que va viendo el segundo. El estadillo se enumera del 1 al 25. Luego podrán comprobar los resultados.

 

Se sugiere que el área donde se hagan las prácticas este en completa paz y silencio. No hay que dar oportunidad de que otras ondas se mezclen. Al ser dos jugadores, el Receptor puede tener sus ojos cubiertos para que sus sentidos no reciban ningún estímulo exterior.

 

El Emisor por otra parte, requiere estimular sus sentidos y eso se logra al ser él quien transmite el mensaje y toca las cartas. Es común observar que la telepatía se da con mayor frecuencia entre personas allegadas o cercanas (amigos, esposos, hermanos, etc.).

 

En algunas ocasiones los jugadores pueden encontrar conexiones psíquicas con las cartas. Es decir, posiblemente acierte siempre a la estrella o a las olas. Así mismo puede ser que siempre se relacione una carta con otra – por ejemplo, cada vez que aparece el cuadrado, el Receptor lo equivoca con el círculo. Este tipo de telepatía diferida es una cualidad psíquica y más que un error debe de ser considerado como un paso adelante en tu habilidad extrasensorial.

 

Los resultados obtenidos siempre variarán con la práctica. El tiempo de ejercitación hará que la persona desarrolle cada vez más intensamente sus potencialidades. A modo orientativo una media de aciertos de cinco cartas de las veinticinco indica que la sensibilidad está poco desarrollada.

 

Necesita ejercitarse más para poder desarrollar sus potencialidades más trascendentes como la telepatía, precognición o la clarividencia, entre otras.

 

 

 

 

Las cartas Zener

 

 

 

 

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies