El Sumo Sacerdote

El Sumo SacerdoteÉste es el V arcano de los Arcanos Mayores del tarot. Se le conoce por varios nombres: El Papa, el Pontífice, Júpiter, El Gran Hierofante, el Invierno, y el Maestro de los Arcanos.

En la imagen de la carta se puede ver un gran sacerdote barbudo, que sería el Papa, y que da su bendición a dos de sus ministros o clérigos. La abundante barba blanca es signo de que su edad es avanzada, está en un momento de su vida en el que las pasiones ya están aplacadas y es tiempo de dar paso a la inteligencia.

El Ermitaño, significados

Como sucede con todas las figuras arquetípicas, si descuidamos captar sus mensajes voluntariamente, nos veremos obligados  a ello a la fuerza: El no atender la llamada del Ermitaño a la introversión, puede dar como resultado una soledad forzada y un aislamiento derivadas de una enfermedad mental o psíquica. Cuando el mundo exterior reclama nuestra atención, no podemos permanecer hibernados en nuestra introversión como en una oscura caverna.

La Justicia

La diosa Maat, señora del equilibrio o la Horas griegas dice Justicia y Eunomia (Disciplina). La espada y la balanza significa la incorruptibilidad del personaje. Los dos pilares amarillos, el trabajo que el pensamiento realiza sobre sí mismo. La trenza en torno a su cuello, la unión de los contrarios.

0 El Loco

La Ignorancia La luz pura es la esencia de la vida Universal. A través de diminutos vehículos denominados átomos viaja en infinitas formas, para conseguir su independencia individual.

La locura no es más que la ignorancia del autoconocimiento por esto mismo al nacer al mundo de las for- mas, es sintonizarse gradualmente a través de millones de ciclos en el tiempo.

El Emperador

Sentado en un trono con las piernas cruzadas (recuerda a Júpiter), un hombre coronado sostiene con su derecha un cetro con el globo y la cruz en el extremo superior, símbolo de su ingerencia en los asuntos públicos. El emperador irradia seguridad, poder y plenitud: gobierna con amor y misericordia, escribiendo nuevas leyes y manteniendo la paz en su reino.

La Sacerdotisa

La Papisa representa a la Mujer perfecta y es la esencia de toda feminidad. Se la representa sentada entre los dos pilares del Árbol de la Vida, ofreciendo en su regazo el Libro de la Sabiduría: el pergamino de la memoria que guarda el pasado, consciente e inconsciente. Está en condiciones de comprender y retener gran cantidad de nociones, pero tarda en utilizarlas en la vida práctica. El paño que hay detrás de ella (el Velo del Templo), esconde el acceso a los planos internos de la psiquis: La Papisa dispensa las claves para el desarrollo de la intuición y los poderes síquicos (Psi).

La Emperatriz

Una mujer coronada, sentada en un trono: La Gran Madre de los Dioses y de la Naturaleza. Con la izquierda sostiene el cetro de la autoridad y con la derecha un escudo en el que se ve u águila de alas desplegadas, símbolo de espiritualidad.
Personifica la fecundidad femenina: es la MADRE, la Inteligencia creadora, generadora de las ideas y las formas, la multiplicación y el movimiento. Su riqueza consiste en el hecho de alimentar a todos los seres y su grandeza en el hecho de otorgar belleza y magnificencia a todas las cosas.

El Mago

El Mago alude a la primera etapa de la existencia conciente, la noción de sí mismo que el niño va adquiriendo en sus contactos con el mundo externo a través del conocimiento lúdico y no mediante la intuición (fuego) o el sentimiento (agua). El Mago trata de establecer su identidad mediante sus capacidades creativas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.