Los Elíxires Aztecas 2ª parte

Los Elíxires Aztecas 2ª parteLos Elíxires Aztecas son el primer Sistema Floral mexicano surgido en el campo de investigación desde el año 1998, con elementos de la naturaleza y preparados alquímicamente en un hábitat afín.
Está conformado por 46 esencias individuales y 15 Remedios Combinados. El Sistema es pluralista y abierto ya que se combinan entre sí y se continúa en la investigación de la flora para ser incluida. La sutil información energética de las esencias nos brindará una profunda concientización de nuestros pensamientos y emociones erróneos, reflejándose a través de síntomas de enfermedad en nuestros cuerpos. Las flores trabajan a nivel energético, de manera que en el envase no existe ninguna parte de la planta, sólo la energía de la flor, la cual se extrae con la técnica del sistema de las flores de Bach.
Los Kit de Elixires Aztecas están conformados por elixires Aztecas de flores, cactus y hongos. De variedades silvestres, son exclusivamente clasificados y tipificados en México y por esencias florales, cuyas plantas son originarias de México, con un gran crecimiento y consumo, clasificados y producidos por varios Sistemas Florales. Y elixires minerales y florales de diversos Sistemas, procedentes de otros suelos y adaptados al cultivo orgánico, que han demostrado sus beneficios en circunstancias clínicas específicas en diversos lugares del mundo.

Los Elixires Aztecas dirigen su acción a la conciencia y emociones del ser reconectándolo con su naturaleza perdida. Ayudan a catalizar el potencial latente, facilitando la expresión de las capacidades que poseemos para resolver los desequilibrios en todos los planos. Los más comunes son los extraídos de las siguientes plantas y combinados con alguna planta maestra:
Árnica Mexicana: Genial remedio para crisis epilépticas, asmáticas o shocks de cualquier tipo. Este elixir restaura, desbloquea y regenera la energía.
Borraja: Para estimular la extraversión y generar confianza en el individuo la Borraja es esencial. Desilusiones, desánimos y depresiones pueden ser combatidos a través de este estimulante natural.
Diente de león: Utilizado en gran manera en la actualidad, el Diente de león permite regular la energía tranquilizando y equilibrando los estados de ánimo.
Cardo santo: Para personas desconfiadas y avaras, el Cardo santo es ideal. Esta planta promueve la generosidad y la espiritualidad.
Jacarandá: En personas indecisas y con falta de voluntad, el jacarandá puede traer la claridad que precisan.
Menta: Para individuos desganados y apáticos, la menta aporta lucidez y estímulo, capacidad para reaccionar. Es ideal para personas de tercera edad.
Ortiga: Para personas que padecen susceptibilidad y rencores, la ortiga favorece la unión y la reconciliación.
Calabaza: Cultivo fundamental de la América prehispánica, la calabaza permite tratar frustraciones y desazones. Al enfrentar la desilusión es posible mejorar el ánimo y recuperar las ganas. Además incrementa la sensibilidad y sirve para mejorar la vida sexual.
Cempazúchil: Esta hierba mejora sensiblemente el proceso de aprendizaje. Consumida a nivel familiar favorece la comunicación entre los miembros de la familia, además de fortalecer la empatía.
Nopal: Los aztecas lo consideraban una planta de la vida debido a su resistencia pues aun cuando parece completamente seco, puede darle vida a nuevas plantas. Bebían su jugo para el tratamiento de las fiebres, usaban el mucus para los labios agrietados, la pulpa para tratar diarreas, sus espinas para las infecciones, su fruto —la tuna— para eliminar el exceso de bilis, sus hojas en cataplasmas para tratar inflamaciones y sus raíces para tratar las hernias, irritación del hígado y las úlceras estomacales. Personas con baja seguridad personal y rigidez que se escudan bajo una fachada pueden probar suerte con el nopal. Es perfecto para favorecer la comunicación y la adaptabilidad.
Achicoria: Para individuos controladores y dominantes con su pareja, la achicoria es la solución perfecta. Además sirve para mejorar la circulación y para eliminar las depresiones.
Aguacate: Desequilibrios emocionales pueden ser restaurados por el aguacte. La depresión y la angustia también se solucionan con esta hierba, y además es posible sensibilizar de gran manera a quien la consume.
Plátano: El Plátano es perfecto para personas con carácter fuerte y agresivo. Es un afrodisíaco que favorece la calidez y desarrolla al máximo el amor.
Hinojo: Esta hierba está recomendada para las personas con incertidumbre y depresión, quienes no son constantes o pierden la voluntad y la energía.

elixir


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.