Los Registros Akáshicos 1ª parte

Los Registros Akáshicos, Los Registros Akáshicos

Conocidos también como Libro de la Vida, Libro del Alma, Libro de los Recuerdos o Crónica Ákasha, son una especie de memoria universal donde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y futura.

 

Estos conocimientos estarían almacenados en el éter. Allí se almacenaría todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos y todos los conocimientos del universo. Siendo así, también contienen por supuesto toda la información sobre nuestras vidas: cada palabra, cada pensamiento, cada emoción, cada acción de cada uno de nosotros a lo largo del tiempo.

 

Contiene todas las posibilidades de nuestro desarrollo futuro, virtudes, misiones y dones.

 

En los Registros Akáshicos se guarda toda la información kármica, la información que tiene que ver con las experiencias del espíritu, los aciertos y errores que tienen que equilibrarse a través de las encarnaciones.

 

Así además de ser una fuente de una inmensa cantidad de información, pueden utilizarse para sanarnos y para activar nuestro verdadero potencial.

 

El término Akáshico, proviene del sánscrito “akasha” o “akash” que se traduce como éter o quintaesencia y ya los pueblos árabes, asirios, fenicios, babilonios y hebreos creían en la existencia de unas tablillas celestiales que contenían la historia de la humanidad y que era una forma de información espiritual.

 

El acceso a estos registros estaba restringido a unos pocos iniciados, las clases sacerdotales, que debían utilizarlos para ayudar en el proceso evolutivo del ser humano.

 

Este centro de sabiduría está guardado y cuidado por veinte seres espirituales de inteligencia insospechable, como custodios de la administración de los conocimientos en el cosmos.

 

Estos seres son una combinación de ángeles de altísimo desarrollo y de los poderes a los que están obligados a custodiar. Cada uno de ellos se especializa en un sector de conocimientos, pero ninguno ignora los conocimientos custodiados por los demás.

 

Acceder a los Registros Akáshicos supone tener información de todo el conocimiento de todas las cosas, desde las más cercanas a las más remotas. Desde obtener respuestas de por qué nos suceden determinados acontecimientos en nuestra vida actual a cualquier acontecimiento de vidas pasadas.

 

Hacerse una lectura de Registro Akáshico implica tomar conocimiento de todas aquellas experiencias que pueden servirnos para desarrollarnos en el aquí y ahora, tomar contacto quizás con lo que eventualmente pudiéramos no estar haciendo para evolucionar y así poder corregirnos. Es una oportunidad única de reorientar nuestra vida hacia su verdadero camino, alivianando el karma que quizás no nos permite avanzar.

 

Las lecturas se realizan en un estado plenamente consciente, son hermosas canalizaciones donde no sólo se recibe información sino también sanación y liberación. Recibiendo siempre la energía sutil del amor y sintiendo todas las bendiciones en nuestro ser.

 

Cualquier persona puede someterse a una Lectura de Registros Akáshicos, pero especialmente es útil si te encuentras en un momento de crisis y necesitas orientación. Si quieres conocer tu propósito de vida, si repites conflictos y quieres conocer cómo se originaron y cómo solucionarlos.

 

Y en definitiva, si vives en desequilibrio y te gustaría tener una mayor armonía para vivir mejor y lograr todo lo que deseas.

 

El objetivo de una Lectura de Registros Akáshicos es entender plenamente el presente desde un punto de vista más evolucionado. Se trata de que puedas recibir la información que necesitas y que estás en condiciones de asimilar.

 

A través de ahí se sanan miedos, angustias y bloqueos de esta vida y otras pasadas. Al sanar internamente, las situaciones de tu entorno comenzarán a resolverse y tu forma de vivirlas cambiará.

 

Partimos de que en alguna de las vidas pasadas ya resolvimos problemas similares a los actuales, ya tuvimos un cuerpo sano y fuerte, ya sabíamos manifestar la abundancia y plenitud.

Hay personas que por sí mismas, a través de la meditación, esfuerzo o sencillez, alcanzan descubrir parte de sus registros Akáshicos, pero la mayoría necesitamos de guías, de personas que están en un plano más elevado y que nos ayuden a reconciliar y armonizar todos los estratos de la sociedad, la ciencia, la filosofía, las religiones, las artes y la solidaridad humana.

 

Para leer los Registros Akáshicos se necesita una intensa preparación espiritual que puede ser lograda por quién se lo proponga. A veces el consultante recibe información de alguna de sus vidas pasadas, otras veces no, lo que puede o no ser relevante…lo más importante, es que la persona aproveche los mensajes recibidos, como una guía y orientación para resolver sus conflictos.

 

 

 

Los registros akhasicos

 

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies