Los siete chakras

Sahasrara chakra

Sajasrara chakra o chakra corona o chakra coronario es el chakra del sentido, el chakra maestro que controla a los demás. Su rol sería parecido al de la glándula pituitaria, que segrega hormonas para controlar el resto del sistema endocrinológico, y que también se conecta con el sistema nervioso central a través del hipotálamo. Simbolizado por un loto con mil pétalos, de color blanco o violeta, se localiza en la cabeza, fuera del cuerpo.
Su piedra es el cuarzo transparente.

Agñá chakra o chakra del tercer ojo o chakra frontal se relaciona con la glándula pineal. Agñá es el chakra del tiempo, la percepción y luz. Simbolizado por un loto con dos pétalos, de color índigo. Los occidentales creen que está relacionado con la glándula pineal.

Vishuddha chakra o chakra de la garganta o chakra faríngeo se relaciona con la comunicación y el crecimiento; siendo el crecimiento una forma de expresión. Simbolizado por un loto con dieciséis pétalos, de color azul. Cuando el practicante envía la energía kundalini a este chakra, desarrolla siddhis (poderes extrasensoriales). Los occidentales creen que este chakra está relacionado con la tiroides, una glándula en la garganta que produce distintas hormonas responsables del crecimiento y el desarrollo.

Anajata chakra, o chakra del corazón o chakra cardiaco se relaciona con la emoción, la compasión, el amor, el equilibrio y el bienestar. Simbolizado por un loto de doce pétalos, de color verde. Se relaciona con la glándula timo, que además de ser parte del sistema endocrino es parte del sistema inmunológico, responsable de defender el cuerpo ante agentes patógenos, es decir que causan enfermedades, y stress.

Manipura chakra o chakra del plexo solar o chakra umbilical se relaciona con la digestión y la asimilación, y corresponde a los roles de las glándulas adrenales externas o páncreas. Simbolizado por un loto de diez pétalos, de color amarillo.

El Suadhisthana chakra, o chakra sacro o chakra esplénico se relaciona con la sexualidad y la creatividad. Simbolizado por un loto de seis pétalos, de color naranja. Se relaciona con los testículos. Según los occidentales también se relaciona con los ovarios de la mujer.

Beneficios que nos aporta cada chakra.

Chakra 1- cuando se activa somos más conscientes de la energía que circula por el cuerpo y
la energía del universo. Se percibe vitalidad fuerza y disposición evolutiva.
Chakra 2 – Nos hará sentir mejor con los demás y nos ayudará a tener mayor capacidad de expresar nuestros sentimientos.
Chakra 3 – Su activació nos dará nuevas ideas y perspectivas para los proyectos que deseemos llevar a cabo.
Chakra 4 – Su activación nos dará mayor fuerza en nuestras capacidades amatorias, nos otorgará vitalidad y muchas ganas de vivir intensamente.
Chakra 5 – Cuando lo abrimos o activamos, reforzamos la capacidad de comunicación, nos sentimos útiles al hablar y somos conscientes que toda conversación nos beneficia en la experiencia evolutiva.
Chaka 6 – Activarlo nos ayudará a generar nuevas ideas, a manejarnos mucho mejor en cuestiones especiales y a desarrolla muchísimo la imaginación. Nos ayudará también a desarrollar la videncia y el psiquismo a través de la meditación.
Chakra 7 – cuando lo activamos entramos de lleno en la vida espiritual, que no por ello religiosa. Cambian nuestros valores del entorno y deseamos vivir la vida con una intensidad diferente.

Los colores de los chakras

Cada chakra toma un color de la luz del campo áurico, aspirándolo en forma de espiral y llevándolo directamente a nuestro organismo. De esta forma, nuestro cuerpo es irradiado por una luz de color que fluye desde el aura.
El color de los chakras progresa en el sentido de la escala de colores del espectro solar. Es decir que comenzando desde la base, el chakra raíz posee el color rojo y va variando, a medida que asciende, a las tonalidades naranjas, amarillas, verdes y azules hasta culminar en un color blanco que se transforma en luz, en claridad. Cuanto más elevado es el chakra más tiende hacia la zona de luz de ondas cortas. El aspecto de los chakras dependerá de la evolución personal: será poco luminoso en las personas mundanas y muy brillantes en aquellos que hayan elegido hacer hincapié en la esfera espiritual.

Funciones principales de los chakras

Revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y
Transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo.
Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.
La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies