Práctica del pranayama

Es preferible practicar los ejercicios de pranayama con el estómago vacío, si esto no fuera posible, podrá beber una taza de leche, té, café, o cacao, deberá realizarse lejos de las horas de las comidas. El mejor momento para el ejercicio es por la mañana temprano, o después de la puesta del sol.
El lugar debe ser limpio y aireado, buscando las horas tranquilas o de silencio. La respiración se hará siempre por la nariz, salvo los casos expresamente indicados. La práctica se efectúa mejor en posición sentado encima de una manta doblada colocada en el suelo , la postura puede ser con las piernas recogidas, pero se podrá adoptar cualquier postura sentada mientras se tenga en ella la espalda derecha .
Nunca deberá efectuarse esfuerzo por parte de los músculos del cuello, hombros, brazos muslos y pies, deberán mantenerse relajados, la lengua estará pasiva. Los ojos se mantendrán cerrados durante todo el ejercicio para permitir que la mente se vaya recogiendo hacia adentro, para que no se distraiga con los objetos externos.
No debe sentirse ninguna presionen el interior de los oídos durante la práctica del pranayama. Cada uno debe medir su capacidad al emprender el ejercicio del pranayama y no sobrepasarla de ninguna manera para no fatigar indebidamente los pulmones. Una respiración regular proporciona buena salud a los nervios y una serenidad para la mente.
Se deberá mantener una relación regular entre la inhalación y la exhalación, por ejemplo si inhalo a la cuenta de 5 segundos, la exhalación será también de 5 segundos. Después de cada sesión de pranayama, hay que tenderse en la alfombra completamente relajado.

La respiración debe hacerse cada vez mas silenciosa y suave, cada vez más lenta, permaneciendo siempre profunda. La concentración es el elemento esencial; no deje que sus preocupaciones lo distraigan. Esto es muy importante para las personas enfermas de asma, esclerosis múltiple, esclerosis lateral, Parkinson etc. en donde la mente necesita estar calmada para no gastar energías inútilmente y poder enfocar todas sus fuerzas hacia un trabajo de su físico para enfrentar su enfermedad y tener así una mejor calidad de vida sin prescindir de los placeres que la vida me da.

La postura siempre será la misma, Columna Vertebral derecha, relajado, y concentrado. Para empezar la práctica debo observar mi respiración inhalo lentamente, calmado, sin esfuerzo. Cuando los pulmones están llenos de aire, hay una pausa natural sin aire, empiezo a exhalar suavemente, calmado y tranquilo antes de volver a inhalar. Hay que hacer varias respiraciones de esta forma, para ir acostumbrando los pulmones y el cerebro a tener más capacidad de oxigeno y de energía dentro de ellos. Con los pulmones vacíos, detenga calmadamente el aliento y dirija su atención concentrada hacia la base de la columna vertebral, podrá percibir vibraciones en ella e imagínese que está enviando una corriente de energía, experimentará una sensación de calor.
Durante la inhalación haga que su conciencia suba a lo largo de la columna vertebral; imagínese que este calor se desplaza de abajo hacia arriba por el centro del canal medular. Así guiará la energía, que obedece a la mente, a lo largo de su columna vertebral.
Este ejercicio es muy eficaz y sin peligro, no hay ningún riesgo en las retenciones del aliento con los pulmones vacíos; sus efectos sobre la psiquis son profundos, la mente se pone alerta y despierta. Una práctica regular de cinco minutos cada día, de preferencia a la mañana temprano y después de la puesta del sol, tranquilizará a la mente. La energía liberada en la base de la columna vertebral y guiada a lo largo de ella vitalizará los centros nerviosos.
Otra forma de preparar a los pulmones es inhalar profunda y lentamente hasta llenar gradualmente los pulmones de aire, luego exhalar también lentamente hasta vaciar gradualmente los pulmones de aire.

Dentro del pranayama se recoge también la técnica del Nadhi Sodhana:
Se cierra el lado derecho de la nariz con el pulgar de la mano derecha , inhalo lenta y suavemente por el lado izquierdo de la nariz llenando los pulmones de aire ; Cierro el lado izquierdo de la nariz y empiezo a Exhalar lentamente por el lado derecho de la nariz …
Inhalo por el lado derecho de la nariz , lleno los pulmones de aire. Cierro el lado derecho y Exhalo por el lado izquierdo lentamente. Esto constituye un ciclo; puedo realizar varios ciclos si lo deseo , siempre observando no fatigarse.
Ejercicio con retención
Exhale lentamente y a fondo, sin tapar las fosas nasales, pero preparado para hacerlo. Tapar el lado derecho de la nariz con el pulgar de la misma mano, inhalar lenta y silenciosamente por el lado izquierdo. Al término de la inhalación, tápese ambas ventanillas y retenga durante dos segundos el aire aspirado.
Tapar el lado izquierdo y exhalar por el lado derecho a fondo lo más silencioso que pueda. Cuando los pulmones estén vacíos Inhale por el lado derecho lenta y silenciosamente. Tapar ambas fosas nasales, retener dos segundos el aire aspirado y exhalar por el lado izquierdo. Inhalar nuevamente por la misma fosa, y así sucesivamente, durante cinco ciclos, o lo que sea cómodo para cada uno; no deberá experimentar fatiga.
Con este ejercicio obtenemos grandes beneficios ya que purifica, limpia los nervios y asegura la eficacia de los otros ejercicios de pranayama. Es bueno ejecutar series de 5 o 6 pranayamas con retención; luego reposar algunos minutos antes de iniciar un nuevo ciclo de 5 o 6 pranayamas con retención. Las retenciones del aliento estimulan poderosamente el bazo , que se contrae y lanza al torrente sanguíneo importantes cantidades de glóbulos rojos .

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies