Propiedades mágicas de la canela

El árbol de la canela (Cinnamomum zeylanicum o Cinnamomum verum J.Presl) es un árbol de hoja perenne procedente de Sri Lanka. Su madera es dulce y deliciosamente aromática, se utiliza tanto en la cocina como para elaborar jabones, perfumes y aceites tónicos y picantes. Se aprovecha como especia su corteza interna, extraída pelando y frotando las ramas y se utiliza en rama y molida. Los usos mágicos de esta especia son muy diversos y efectivos. Tiene numerosas propiedades mágicas como propiciar la espiritualidad, el éxito, la curación, el poder en todas sus vertientes, poderes psíquicos y materiales, favorece el deseo sexual de hecho a esta planta se le atribuyen efectos afrodisiacos, sirve para la protección en el amor y para tener un nuevo amor. Aspirar esta fragancia fortalece el físico y nos da energía.

La canela ha estado presente en toda la historia de la humanidad. Uno de los principales motivos del viaje de Colón era encontrar una ruta segura para el comercio de ésta y otras especias. Durante la conquista del Perú, la búsqueda de la canela llevó al descubrimiento del gran río Amazonas. En la Biblia se cita la canela como un perfume y como símbolo de sabiduría, y los griegos la utilizaban como medicina para combatir la fiebre y como condimento. El aceite de canela era usado en ceremonias religiosas por los antiguos hebreos, y los egipcios la empleaban en el proceso de momificación. Se dice que en los funerales de la emperatriz Popea, Nerón quemó más canela de la que se producía en Arabia durante un año. Desde tiempos remotos, la canela se ha utilizado en los hechizos para la pasión, pues ella hace perder la razón y renueva la energía sexual: comida, olida, untada, quemada en incienso o bebida en tisana trae gratos resultados. La papilla de avena con canela era considerada un tónico para las partes femeninas, contra la esterilidad y la impotencia.

La canela llegó a Occidente, de la India, por Etiopía y Arabia, de donde pasó a Alejandría y luego a Grecia y a Roma. Con la decadencia de Grecia, el monopolio de la canela pasó a manos de los venecianos y luego de los portugueses, de los holandeses y de los ingleses.

Regida por el Sol y el elemento Fuego, la canela se añade a los saquitos y pócimas, para proteger a alguien contra las intenciones malvadas o las energías negativas de otros. Cuando se quema la Canela como incienso, origina elevadas vibraciones espirituales, favorece la curación, estimula los poderes psíquicos y produce vibraciones protectoras. La Canela también se emplea para hacer saquitos e infusiones con estos mismos propósitos. Echando canela en la puerta de un negocio, en el felpudo o en la puerta de entrada, se aumenta la venta y hace que el negocio sea más próspero.

Los magos llaman a la canela “madre dulce”. La deidad de la canela es Afrodita, la diosa griega del Amor, de ahí la popularidad de esta planta para atraer el amor y estimular el deseo sexual. Es una especie positiva, es decir, que sólo se usa para hacer pedidos, no en rituales de corte o contrahechizos. Su poder por excelencia es beneficiar el amor, el romance, la pasión y aumentar el deseo sexual. La canela en polvo se utiliza sobre todo en recetas de cocina afrodisíaca para estimular el deseo y la atracción erótica de la pareja. También se utiliza para aromatizar filtros de amor. Desde siempre la canela se ha mezclado con otras esencias o con frutas para obtener afrodisiacos poderosos para atraer el sexo opuesto e infundir vibraciones sexuales.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies