Propiedades mágicas del Jade

Propiedades mágicas del JadeEl jade es una piedra semipreciosa que ha sido utilizada en las culturas asiáticas como herramienta para la curación espiritual y el trabajo con la energía. Tiene una variedad de colores, aunque la mayoría de las personas lo asocia con el verde, su tono más común.

El jade es un armonizador de energías que si lo aplicamos a nuestro cuerpo nos producirá un efecto calmante y tranquilizante por lo que es ideal para solucionar los problemas de estrés que se sufren por nuestro sistema de vida tan acelerado.

A través del jade se busca el equilibrio de los chacras, la meditación, la sanidad psíquica y otras variantes de la medicina oriental. Esta gema ha sido históricamente símbolo de nobleza y perfección. Es una piedra que orienta al equilibrio y permite buscar la paz interior. Su energía es un excelente estimulante de los estados armónicos, por lo que se le usa con frecuencia para concentrarse y meditar.

Se dice que la pureza del jade ejerce en quien lo usa una influencia positiva que los protege de cualquier hostilidad. Un trozo de jade debajo de la almohada relaja y favorece el sueño, así como los sueños vívidos. También ayuda a recordar los sueños que se han tenido. El jade verde se asocia con los chacras del corazón y favorece las relaciones humanas. Según la tradición, al abrirse dichos chacras la persona se permite ser más amorosa y perdonar a sus semejantes.

Al parecer el amarillo se relaciona con los recursos sexuales y facilita la interconexión y plenitud entre las parejas. Algunos jades verdes ayudan al desarrollo emocional, por lo que alivian los miedos y fobias. En este proceso se reducen sentimientos como la ira y el dolor que nacen de una tensión interior. Por otro lado, combate los estados depresivos. Se puede usar el jade para atraer dinero, el ritual consiste en cargar un pendiente o anillo de jade con energías positivas y luego ponérselo.

Para cargar el jade, se debe tener una actitud positiva hacia el dinero y visualizarse usándolo de forma productiva y creativamente. Cuando esté contemplando un asunto de negocios, sostenga un trozo de jade en su mano por unos instantes. Siéntase infundido con sus energías favorables y luego decida qué curso tomar. El jade se usa, se lleva o se coloca en el tercer ojo para recibir sabiduría. A propósito, sabiduría no significa conocimiento. Es el conocimiento asimilado apropiadamente, aplicado o retenido.

El jade fortalece las facultades mentales y ayuda a razonar. Esta piedra también protege contra los accidentes y problemas que una apropiada atención puede desviar. También se coloca en el altar con velas púrpuras o se usa durante la magia defensiva.

Fue y sigue siendo una piedra sagrada en China. Los altares de la tierra y de la luna estaban fabricados en jade verde, así como las estatuas de Buda. En las tumbas de China aparecen a menudo trozos de jade verde, pues se considera que esta piedra da vitalidad a los muertos. A su vez, los hombres intercambiaban imágenes de dos hombres grabadas en jade verde como señal de amistad.

Si estaba tallada en forma de mariposa se regalaba para obtener el amor de la otra persona. En cambio, grabadas en forma de murciélago o cigüeña se usaba para prolongar la vida. También en China, se usaban platos de jade verde, pues se consideraba que la energía de la piedra traspasaba a la comida antes de ser consumida. Para el Feng shui, el jade en la forma de objetos decorativos, como esculturas, ayuda a limpiar los ambientes de cargas negativas.

La piedra de jade según las creencias populares, es una piedra de la suerte, por eso se emplea con frecuencia en amuletos de todo tipo. Los efectos del jade sobre la mente son un aumento de la concentración que ayuda a ver con claridad, logrando calma, serenidad y paz. A nivel corporal, la piedra de jade contribuye al buen funcionamiento renal y fortalece las defensas, además de renovar las energías.

Los antiguos Mayas llevaban jade para protegerse contra las enfermedades de riñón y los problemas vesiculares. Se cree que tiene poder sobre el clima, se arrojaba al mar con mucha fuerza para provocar niebla, lluvia o nieve. Los antiguos mexicanos empleaban el término genérico chalchihuite para denominar todas las piedras verdes, entre ellas el jade y la jadeíta, con las que elaboraban orejeras, narigueras, pectorales y adornos de los labios, entre otros objetos suntuarios. Se asociaba al jade con el agua por lo que se introducía una piedra en la boca de los muertos para que no les faltara provisión durante el largo viaje por el inframundo.

 

 

 

Propiedades mágicas del Jade

 

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.