Ritual para consagrar tus cartas de Tarot

Ritual para consagrar tus cartas de Tarot:Ya compramos nuestro mazo de cartas de Tarot. Ahora debemos conseguir los elementos necesarios: un poco de sal, una vara de incienso, un poco de agua y una vela violeta o blanca.

 

Todo esto es para la limpieza energética o limpia de las cartas, por medio de los 4 elementos: fuego (una vela), aire (el humo de una vara o cono de incienso), tierra (sal consagrada) y agua (también consagrada). Tomamos el mazo (sin la cubierta) y lo pasamos por ejemplo por la llama de la vela (ojo con quemar las cartas) y decimos:

 

“yo te limpio en el nombre los Elementos y elimino de ti toda suciedad y negatividad que puedas tener. Por eso, Estas limpia. Así sea”

 

Lo repetimos con cada elemento. Mientras hacemos esto, debemos visualizar toda la energía negativa que pudiera poseer el objeto dejándolo. Una vez que esté libre de energías negativas, podemos pasar al siguiente paso, que es la consagración ritual. Para hacer esto, colocamos la baraja sobre la mesa de trabajo, y tocándolo con nuestra mano hábil o proyectiva (usualmente la derecha si sois diestros), dirás, por ejemplo:

 

“Te consagro, Mazo de Tarot, para limpiarte y purificarte,

para que me sirvas para develar los misterios del pasado, presente y futuro.

En el nombre del Universo estás consagrada/o.”

 

Hasta nuestros días ha llegado un ritual que, ciertamente complejo en la organización, cualquier persona lo puede llevar a cabo. Antiguamente, la consagración del tarot se llevaba a cabo en una casa alejada, donde el oficiante sentado cara al este, en Luna creciente, a la hora de Júpiter, vestido con un hábito previamente consagrado, habiendo quemado incienso y sobre una mesa con un mantel blanco, realizaba el siguiente procedimiento.

 

Primero, el oficiante pasaba las cartas una a una en orden numérico creciente por delante de él formando un único mazo. Segundo, dejaba el mazo sobre el mantel blanco de la mesa. Tercero, uniendo los pulgares e índices se exponía las palmas de las manos sobre el mazo durante tres minutos en completo silencio y pasividad mental. Cuarto, mezclaba las cartas y se realizaba nuevamente el tercer paso. Quinto, envolvía el mazo utilizando un pañuelo violeta. Sexto y último, guardaba durante siete días el mazo de cartas  hasta que pudiera ser utilizado, periodo durante el que no podía ser tocado por nadie a excepción del oficiante del ritual de consagración.

 

Hay algunos expertos que recomiendan purificar y consagrar los mazos en el mismo ritual, he aquí un ejemplo:

Materiales necesarios

– Mazo de tarot

– 1 Incienso (del olor que te guste más)

– 1 Vaso de agua (no es necesario llenarlo hasta el tope)

– 1 taza con sal

– 1 vela

– 1 cuchillo

 

Primero lo que harás será crear un círculo donde tu lógicamente te pondrás al medio es se creará con la sal así que esparce un poco de sal alrededor del círculo y dices mientras arrojas la sal en el suelo:

 

“Con la sal de la tierra, trazo este círculo”

Después te metes dentro del círculo, puedes estar en una mesa y hacer el círculo alrededor de ella y sentarte en la silla, luego tomas el mazo de tarot entre tus manos y le pasas el incienso en forma de círculos al revés de las manecillas del reloj luego tomas el mazo y lo pasas por la vela también en círculo al revés de las manecillas del reloj, al final tomas el cuchillo y trazas una cruz en el aire donde está el mazo de tarot encima y escribe una firma tuya, la que nazca de tu interior.

 

Luego de haber hecho todo el ritual tomas tu mazo y empiezas a ver carta por carta por 3 minutos aprox. cada carta y dices “este mazo lo consagro para que sirva para ayudar a las personas, decir la verdad absoluta y consejos oportunos, que me muestre sólo la verdad. Amén”.

 

Ahora cuando desees purificar tu mazo puedes volver a hacer todos los pasos anteriores ya que sirve este ritual para consagrarlo y para purificarlo pero en vez de decir lo ultimo debes recitar lo siguiente en caso de limpieza de mazos: “Yo te exorcizo mazo de tarot, para que todas las energías negativas que he leído a las personas vayan a sus lugares de orígenes. Amén”

mientras realizas esta oración deberás tener un sahumerio por donde estés pasando el mazo mientras recitas esta oración y verás que después tu mazo quedara liviano, ya que es natural que a medida que uno vaya utilizando el mazo pesa más que cuando se purifique.

 

Ritual para consagrar tus cartas de Tarot:

 

 

 

 

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies