Ritual para el trabajo

Los hechizos con lamparillas de aceite son una herencia de las culturas egipcia y griega, refinadas civilizaciones que han dejado un enorme legado a la humanidad. Ya las vestales griegas en el siglo IV a. C utilizaban lámparas de aceite para cuidar los fuegos sagrados. Las primeras lamparillas eran de piedra, arcilla, o hueso y en ellas se quemaba sebo o aceite.
Luego fueron evolucionando sin perder su significado de una llama que conecta mundos sutiles. La magia con lámparas de aceite tiene la ventaja de que la atención al mantenimiento del fuego es más fluido porque tarda más en consumir el aceite y se pueden utilizar aceites diferentes de acuerdo a los objetivos del hechizo que estamos preparando.

Preparación

Tomamos un papel blanco y escribiremos con lápiz o tinta indeleble al agua el nombre de la empresa en el centro, el puesto de trabajo y encima cruzándolo en las dos direcciones nuestro nombre y apellido. En el dorso de la hoja escribiremos nuestra petición en forma muy clara, agregando todos los datos que serían necesarios para un contrato laboral, como por ejemplo nuestro nombre completo, fecha de nacimiento, número de documento, estudios.

Luego escribimos nuevamente el nombre de la empresa pero encima de nuestros datos, para que éstos queden “dentro” de la empresa. Hacemos un canuto con el papel, lo colocamos en el fondo de un vaso, y le ponemos encima: primero una piedra imán y luego dos monedas doradas. Por último añadimos unas hebras de azafrán que representan el éxito y el dinero por su carácter de planta solar.

Cubriremos todo con un aceite que limpia caminos y suaviza escollos y encima la velita de aceite, que encenderemos teniendo en cuenta que debe arder 5 días laborables consecutivos, volviendo a llenar el vaso con aceite si es necesario para que la llama no se apague; ahora si vemos que se apaga, colocamos una nueva velita y la encendemos antes de que se apague la anterior, para que ardan juntas hasta que se apague la primera vela. Repetiremos esto cuantas veces sea necesario para asegurarnos de que hay luz durante cinco días laborales consecutivos.

Si vas a mantener una entrevista para solicitar un trabajo te pondrás la ropa interior del revés y atarás a tu cintura una cinta roja en la que antes habrás escrito 7 veces la palabra trabajo.

Pondrás en tu bolsillo una bolsita de tela roja con un capullo de rosa roja natural, un billete de curso legal, un poco de albahaca y unos clavos de especia en número impar.

Al momento de entrar a esa entrevista intentarás tocar la bolsa o bien a lo largo de la cita.

Al salir del sitio, el billete que llevas en esa bolsita lo cambiarás para comer o beber algo. El resto del contenido de la bolsita -ésta incluida- lo metes en un tiesto o maceta que no sea de tu casa

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies