Runas Celtas

 

Las runas celtas al igual que las runas vikingas que ya comenté, son signos mágicos poseedores de extraordinario valor esotérico, oculto y metafísico, que nos sirven de vehículo informativo tanto en el plano visible, como en el invisible. Las runas celtas son una escritura alfabética utilizada por los pueblos del norte de Europa desde el siglo I AC hasta bien entrada la Edad Media. Además de su uso como un alfabeto escrito, estas también sirven como un sistema de símbolos que se utilizan para la magia y la adivinación. Aunque las runas como alfabeto han caído en desuso, las formas y significados se han conservado en las inscripciones y manuscritos.

 

Las runas celtas se diferencian de otros sistemas mágicos porque además de resolver problemas cotidianos, su sabiduría abarca también cuestiones filosóficas y metafísicas. La lectura de las runas celtas proporciona un marco psíquico que nos muestra dónde hemos estado, nos ayuda a precisar dónde estamos y nos permite elegir a dónde queremos ir. Al consultar las runas celtas se contacta con nuestro espíritu. Estas nos muestran aquello que debemos cambiar de nosotros mismos para generar un cambio a nuestro alrededor.

 

Significado de las runas celtas

 

Las runas celtas son muy utilizadas en la magia celta y la magia Wicca, debido a la fuerte connotación mágica y energética que los símbolos de las runas poseen. Generalmente se utilizan en hechizos de protección, ya que justamente se cree que varios de esos símbolos fueron creados por los druidas específicamente para este tipo de trabajos.  Si se utiliza el poder de las estas runas con malas intenciones, probablemente toda la potencia y la energía que las mismas poseen puede volverse muy peligrosa.

 

Origen de las Runas Celtas

Las runas celtas provienen de las runas vikingas y comparten los mismos orígenes. Ambas tienen su origen en Odín dios escandinavo de la guerra, puesto que fueron los vikingos los que les transmitieron este método adivinatorio a los celtas. Los celtas fueron grupos de poblaciones de origen indoeuropeo de la edad del bronce que se extendieron por Europa occidental. Durante la Edad Media los vikingos en su afán de expansión y de colonizar nuevas tierras, llegaron desde Escandinavia, llevando el conocimiento y uso de las runas a países ocupados por los celtas como Germania, Galia, Hispania, Bélgica o Italia. Los arqueólogos han encontrado letras escritas sobre piedras del pueblo celta similares a las runas vikingas, que representan entre otras cosas extraños conjuros que hechiceros de aquella época utilizaban para combatir el mal, son las llamadas runas celtas. El nombre de las runas vikingas varió cuando pasaron a territorios celtas que les dieron nombres parecidos, pero cogidos del alfabeto germánico de aquella época. A este alfabeto se le llamaba Fulhark.

 

Consulta con runas celtas

 

Cada una de las veinticinco runas está relacionada con algún Dios, un árbol, un mineral o un vegetal determinado. Sus trazos son en apariencia simples líneas, pero son la representación de alguna parte del cosmos y nos acercan a él, aportando los peldaños de la escalera que nos comunica con los dioses.

 

Otros usos de las runas Celtas

Las runas celtas también son utilizadas de forma tradicional como amuletos o talismanes protectores, por lo que durante siglos se ha mantenido inalterada la costumbre de grabar los símbolos rúnicos en joyas, objetos ornamentales, armas y otros utensilios de diversa índole. Como forma de ahuyentar a los malos espíritus, también era muy común la grabación de runas celtas en las puertas de los hogares y en los barcos. La efectividad de las mismas aumenta si el juego está fabricado por uno mismo, o si las llevamos cerca el máximo tiempo posible, ya que la energía que emitimos las envuelve.

 

Runas celtas

 

Existe un método adivinatorio con runas celtas, que se realiza extrayendo 3 runas de una bolsa de cuero en la que están guardados y se interpreta según el significado de dichos símbolos.

Be Sociable, Share!