Signo del mes: Aries

Descripción Astrológica

Aries rige la amatista. En su influencia puramente espiritual Aries es el que rompe las viejas formas, el inspirador de nuevos ideales, el pionero de nuevos pensamientos que corta su camino a través de los prejuicios decadentes, ilusiones e hipocresías en su deseo de limpiar un camino a la verdad que brille en el corazón del bosque.

Da valor de todo tipo, físico, moral y espiritual, y aquel entusiasmo por una causa que produce a los campeones del débil; También da la irreflexión que, si no está templada por otras influencias, lo lleva al desastre. Es de rápido temple de manera natural, y fácilmente excitable pero desaparece pronto; entonces cuando su virtuosa indignación es elevada sobre cualquier injusticia o mal hacer no se evapora sino que normalmente lo lleva hacia el intento de alguna acción definitiva para remediar la injusticia o castigar al que hizo mal.

Pero en almas poco evolucionadas la fuerza sin dirección de Aries produce crueldad del tipo repentino y violento que lleva a la gente a cometer asesinatos por un impulso de rabia súbito. La gente Aries son siempre las piedras rodantes buscando el cambio, nunca contentos para dejar todo bien, preparados para arriesgar todo en un riesgo simple o para nuevas experiencias. Tienen el amor de la acción de la naturaleza cardinal del signo estimulados por el elemento fuego.

Aries da e inspira devoción, provoca devoción y entusiasmo en sus seguidores más que cualquier otro signo; Por lo tanto la gente Aries hace los mejores líderes cuando han desarrollado las otras cualidades necesarias, particularmente aquellas que son opuestas a sus propios defectos naturales, tales como la precaución, la paciencia y la sutileza. No se hacen tontos fácilmente ya que están dotados de manera natural para tomar la iniciativa y darle en el punto a las cosas.

La tendencia primitiva de Aries es, como el carnero, hace un hoyo a través de los obstáculos en lugar de darles la vuelta para superar la oposición por la fuerza, entonces esto produce agresividad en aquellos que no han evolucionado su lado más elevado que es la protección del débil y la determinación de que la verdad debe prevalecer. Debido a que es un signo de fuego y que rige la cabeza, su acción en gente evolucionada produce impulso mental tanto como energía física y su más alta expresión que es el valor moral. Esto, combinado con el amor por la verdad y el odio por la hipocresía o pretensiones, induce a un hábito de hablar lo que le viene a la mente sin importar el tacto o la discreción.

Es el más activo, energético y emprendedor de todos los signos cardinales, y tiene energía ilimitada, para empezar nuevas o revolucionarias empresas. Uno de los puntos más característicos de este signo es la impaciencia. Aries nunca puede esperar, si quiere una cosa debe tenerla primero, además no escucha consejos.

Esta constelación representa la primera idea Divina, la “palabra” del cabalista y la primera manifestación activa del glorioso Ein Sof. En otras palabras es la mente en acción, la primera pulsación de la Deidad en los aspectos duales de “Señor y Creador”. Para el alma humana es, y siempre tipifica lo desconocido, el poder invisible que llamamos Inteligencia; eso que conoce y da a cada átomo deificado de vida que se distingue, es universal, aunque fuerza inmortal que no solamente constituye su identidad espiritual e individualidad física, sino que le permite pronunciar, en la presencia de su Creador, aquellas palabras místicas: “Soy el que Soy”. En otras palabras, esta hermosa constelación simboliza la primera pulsación de ese rayo de inteligencia pura que constituye el Yo Divino del alma humana. Es la fuerza que impele siempre hacia el átomo de vida en su progreso evolucionario y nos revela el principio o la primera manifestación del Yo Divino como un átomo del espíritu Infinito activo y autoexistente dentro de las esferas angelicales.

Viendo la verdadera realidad espiritual simbolizada en Aries, cuán fácil es notar su total significación sobre el plano externo cuando reflejado y refractado en los planos inferiores a través de la acción compleja del organismo humano, transportando el mismo influjo radical en el primer mes astrológico y el primer signo del zodíaco. Podemos leer un paralelismo perfecto en el influjo astral sobre el cuerpo humano como lo dice la “Luz de Egipto” volumen I, que dice que Aries simboliza el sacrificio y representa el tiempo de primavera, el comienzo de un año nuevo. La primera acción de la inteligencia pura saca la primera expresión de la forma y dirige al sacrificio de su estado angelical y habiendo ganado la victoria sobre los reinos inferiores de la materia, una vez más el tiempo de primavera de una nueva vida con la promesa de vida, luz y amor.

El signo Aries representa los poderes de pensamiento de la humanidad; es decir, el ser activo, intelectual, el señor de la creación material, el Hombre.

La energía de Aries es como los rayos del Sol, clara o consciente, franca, directa, obvia, llena de luz y calor y visible a todos. Aunque los tres signos son de naturaleza solar, Aries es el más exuberante, así como la primavera es la más exuberante de las estaciones. Por esto se dice que el Sol está exhaltado en Aries. Un planeta exuberante en un signo exuberante lleva a una personalidad exhaltada. El Sol es el planeta del Yo Soy; Aries es el signo del Yo Soy. El arquetipo de Aries se enorgullece de estar en la tierra en la forma física o cuerpo, orgulloso de sí y de su capacidad creativa, de su impulso de alcanzar sus deseos en el mundo exterior.

Observe a un niño Aries muy pequeño, uno demasiado joven para la sociedad para refrenar su entusiasmo, y podrá ver el arquetipo de Aries manifiesto, excitación, orgullo, impulso, una autoconfianza suprema, un fuerte sentido del descubrimiento e impaciencia para experimentar el mundo a su alrededor. Como el mito en Ícaro que está listo para olvidar las reglas de su padre, colocarse sus alas y volar lo más cerca que pueda del Sol. No tiene sentido del peligro. No quiere que le enseñen a volar. Aries quiere ir y hacerlo.

Aries es espontáneo al enamorarse, pero con frecuencia es incapaz de encontrar el vocabulario romántico para expresar sus sentimientos. Es el impulso exterior y el Logos. Es el regente de la cabeza en Astrología Médica y parte del trabajo en el planeta Tierra para Aries es saber cuando utilizar la lógica y cuando proceder desde las emociones, Eros. Afrodita (Eros) está opuesto a Marte, así como Aries está opuesto a Libra. Un Aries sin desarrollar, un niño o una persona que no ha estudiado y observado el comportamiento social de otros, utilizará la palabra “Yo”, una palabra solar y de Marte, con mucha frecuencia. Aries madura al tiempo en que se vuelve más consciente y utiliza la palabra “Nosotros” y “Yo” con menos frecuencia. Su lógica funcionará bien en el mundo de los negocios donde su asertivo Marte y su naturaleza Cardinal competitiva también le servirán bien.

El Aries que es un carnero que se bate en sus relaciones de carrera será con frecuencia un cordero en el hogar, un verdadero inocente cuando se relaciona con el sexo opuesto. Para un Aries cada pregunta merece una respuesta lógica y honesta. Marte es pasional, pero no exactamente tierno o consciente de los sentimientos de otros.

El signo de Eros, Libra, alejado 180°, mantiene aquí el equilibrio. Marte necesita templar el logos con Eros. Marte es independiente, pero Venus que rige a Libra quiere ser gustado, quiere dar una buena impresión. Quiere ayudar a Marte animar su espontaneidad, a pensar antes de hablar, ampliar su pensamiento “Yo” a un pensamiento “Nosotros”.

El glifo para Marte es el símbolo biológico para el sexo masculino. Mucha gente cuya energía Aries se manifiesta solamente en un nivel mundano se identifica con Marte, con la libido y los sentidos, con los impulsos corporales y los instintos. Esto ha llevado a los astrólogos a lo largo de los siglos a observar que para muchos Aries la lección de la vida involucra distinguir entre la lujuria y el amor. Aquí la polaridad Libra proporciona el equilibrio. En el mito, Marte se identifica con Cupido, hijo de Venus/Afrodita, regente de Libra. Cupido/Marte aprendió del amor de Afrodita, que también es una experta en finura, popularidad y carisma. La 7ª casa, el Otro, es la casa de Afrodita y es la casa de la consideración, reciprocidad y compartir. La 1ª Casa, el Yo, del cual procede simbólicamente Aries, necesita equilibrar su independencia con conciencia de reciprocidad. Ningún hombre es una isla.

Es una buena idea localizar a Venus/Afrodita en la carta de un signo solar Aries o un Ascendente Aries. Si Venus ¿está en un diálogo positivo con Marte?. Si no, la persona Aries puede preferir la independencia a la relación. El hombre exhaltado Aries puede incluso ver a la mujer como una inferior. Esto tiende a ser verdad no solamente de los hombres Aries o Ascendente de este signo, sino también en las mujeres. En la actualidad podemos aún observar la arrogancia masculina y la falta de respeto por lo femenino en el macho Aries, o la personalidad Aries solar o Ascendente. Hay un sentimiento de que el macho de las especies está destinado a la grandeza, mientras que la “mujercita” debería estar en casa realizando las tareas que son de ella por destino biológico.

Aries se ve como el primer signo del Zodíaco y empieza en el momento exacto en que el día y la noche tienen la misma duración (el Equinoccio de Primavera). Todos los otros signos están medidos a partir de este punto. Los signos no tienen ningún efecto evidente por sí mismos, sólo tienen fuerza cuando los planetas o las casas están colocados en ellos.

El signo Aries está gobernado por el planeta Marte y físicamente está relacionado con la cabeza. Dicen que tiene una naturaleza masculina y por lo tanto, tiene una energía más penetrante. Aries es un signo de Fuego y esto significa que un planeta colocado aquí necesitará manifestarse de una manera muy dinámica y que la expresión de la identidad personal mediante la acción es importante. El deseo de ser el primero es de suma importancia y eso se demuestra con una ingenua expresión efervescente y una inocencia inexperta.

El Aries vive en un mundo de caballeros y princesas. Como Aries también es un signo cardinal, su energía se manifestará de una manera explosiva. Las metas a corto plazo son importantes y los resultados evidentes se conseguirán con rapidez. La gente con una gran énfasis en este signo tendrá rasgos de líder y de pionero, aunque suelen ser impulsivos y se enfadan con facilidad. Debe tenerse cuidado con la impaciencia y el egocentrismo y ser más consciente de las necesidades de los demás para evitar tensiones y conflictos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-SpamFree by Pole Position Marketing

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies