Tarot Osho Zen

 

El Tarot Osho Zen no es un tarot convencional, está basado en la filosofía Zen y en la interpretación que hacía de ella el Maestro Osho. Así el Maestro Osho nos enseñó la importancia de la meditación, y la necesidad de meditar y ser uno con el universo, o al menos, de intentarlo. Con ello podremos conseguir conocernos mejor a nosotros mismos, y con ello, saber hacia dónde queremos ir, y qué capacidad tenemos para hacerlo. Este tarot no responde al esquema de “pasado, presente y futuro”, sino que aporta un medio de comunicación interior para contactar nuestros sentimientos y sensaciones. Además, nos abre una puerta a una comprensión muy profunda de nosotros mismos, haciéndonos conscientes del potencial que tenemos escondido. Por otra parte nos permite sondear en nuestra naturaleza esencial, dándonos una visión clara de dónde y cómo nos encontramos “aquí y ahora”. Este tarot nos ayuda a apartar nuestra atención de los acontecimientos externos para así poder encontrar una nueva claridad a través de la comprensión de lo que aquí y ahora está ocurriendo en nuestro fuero interno.

 

El Tarot de Osho Zen no responde al paradigma de los tarots dirigidos a la adivinación, ni siquiera a la orientación psicológica. Va dirigido a la conciencia, a mostrarnos constantemente nuestros aspectos luminosos y oscuros, sin juicio, pero sin velos. Es más un instrumento evolutivo que un medio predictivo. Cualquier carta que obtengas como respuesta será una reflexión directa que te permitirá empezar a experimentar plenamente tus alturas y tus profundidades, dejando que tus respuestas interiores clarifiquen tus inquietudes externas.

 

De las 79 cartas que conforman la baraja Osho Zen, 23 de ellas son los Arcanos mayores, que empiezan numerados desde el 0 hasta el XXII, en números romanos. Al igual que en el Tarot convencional, estos arcanos representan un ciclo de energías que se repiten una y otra vez, encarnación tras encarnación. Sin embargo, el tarot de Osho contiene un arcano mayor adicional que es el arcano mayor sin número. Este lleva por nombre El Maestro y representa una oportunidad sin precedentes en el Tarot, que está en relación con la nueva energía y las posibilidades de empoderamiento y ascensión que se abren en esta nueva era. Se trata de la posibilidad real de ascender (elevar nuestra vibración) mientras estamos en el plano físico, lo que nos permite trascender o “escapar” del ciclo interminable de muerte y reencarnación.

 

Las restantes 56 cartas son Arcanos Menores Osho Zen que se dividen en cuatro palos o grupos: Agua, Nubes, Fuego y Arco Iris. Los diferentes palos se distinguen unos de otros porque tienen un rombo o diamante que es de distinto color en cada palo, así el del palo de “Agua” es de color azul, el palo “Nubes” lo tiene gris, el del palo “Fuego” es de color rojo y el palo “Arco Iris” lo tiene de color arco iris. Cada palo de la baraja está formado por 14 cartas entre las cuales se encuentran un As y unas figuras de la corte o “Maestros”.