Tauro. Del 20 de Abril al 20 de Mayo

Los individuos que nacen durante este período son posesivos, siempre a la búsqueda de seguridad y goce de las alegrías de la vida. Venus, regente del signo, empuja a buscar el placer y la satisfacción de los deseos materiales. Tauro corresponde a la segunda casa del Zodiaco, que representa el momento en el que el recién nacido tiende a satisfacer su propia oralidad.

Símbolo: El toro.
Planeta Regente: Venus.
Planeta en Detrimento: Marte.
Planeta en Exhaltación: Luna.
Planeta en Caída: Urano.
Casa que rige: segunda.
Anatomía: Cuello, oídos, dientes inferiores.
Características: femenino, tierra.
Principio: auto-esfuerzo, auto-empeño.
Proceso: identificación con la esencia.
Propósito: autojustificación.
Significado concreto: posesividad y practicidad. Inercia y determinación.
Significado abstracto: autoconciencia a través de la identificación de la alma con la escencia. Orientación metódica.
Significado Cíclico: focalización de impulsos arianos dándole a éstos más profundidad y significado. El alma estableciéndose a sí misma de una manera tangible.
Énfasis: propósito y productividad vistos como un todo importante. Una necesidad de entender el significado de lo que se produce.
15º Tauro: liberación práctica del poder y propósitos de productividad personal.
Palabra clave: tengo. Estabilidad.
Caracteres positivos: paciente, conservador, doméstico, sensual, concienzudo, digno de confianza, práctico, artístico, leal.
Caracteres negativos: desenfrenado, obstinado, lento, argumentativo, irascible, posesivo, avaricioso, materialista.
Las gemas y piedras: piedras verdes, rosa venusinas, en tono ligeramente más oscuro que las de Libra; jade, jadeita, malaquita, peridoto, esmeralda, cuarzo rosa, rodocrosita, diamante verde, ágata verde, venturina, turmalina verde, turmalina sandía.
Significado cíclico: la conciencia se enfoca sobre la substancia y la materia; el sentido del ser se hace más definido y la persona empieza a identificarse a sí mismo con qué es “él”.
Énfasis: denota a una persona que debe ser capaz de enfocar su atención sobre materias prácticas o cosas materiales.
Palabra clave: valores; una casa de sustancia.

Los individuos que nacen durante este período son posesivos, siempre a la búsqueda de seguridad y goce de las alegrías de la vida. Venus, regente del signo, empuja a buscar el placer y la satisfacción de los deseos materiales. Tauro corresponde a la segunda casa del Zodiaco, que representa el momento en el que el recién nacido tiende a satisfacer su propia oralidad. Ve la posesión de los bienes como indispensable para conquistar la seguridad material, que pueda asegurarle a él y a los suyos la supervivencia, protegiéndole de todo riesgo.
La tenacidad, la ponderación y la perseverancia le hacen llegar casi siempre a sus metas prefijadas. A menudo es un trabajador metódico y fiel, dotado de una gran resistencia tanto física como psíquica, lo que le convierte en un ser muv equilibrado ante los obstáculos y las dificultades. Amante de la buena mesa, del ocio y de la comodidad. Es, también, un instintivo, un ser sano, en contacto directo con la naturaleza universal. Sus instintos son imperiosos, sensiualidad desbordante, bien instalada en lo real por un capital de salud que puede embrutecerlo en un egoísmo confortable. Estos instintos son, sobre todo, captadores: captan, absorben, como raíces en la tierra. Este tipo es, pues, sobre todo, un instintivo oral, lleno de deseos digestivos, inclinado a engordar, a tragar, a asimilar, a adquirir, a poseer, a conservas, a vivir lo más intensamente posible en el mundo del poseer. La exaltación de la vida es vivida a la manera sensorial, haciendo de él un dionisíaco: encantamientos terrestres, grandes voluptuosidades, amor por la tierra, la Naturaleza… y sus gustos son siempre sanos y sencillos.
Sensual, posesivo en las relaciones afectivas, Tauro tiende también a considerar a su pareja como un objeto de su propiedad: de aquí los fuertes celos que pueden empujarlo a veces a verdaderos actos de cólera violenta.
Respetuoso con las tradiciones, es un conservador, a menudo un moralista, e intenta alcanzar un puesto en la vida respetando las convenciones y reglas sociales. Su amor por el hogar le empuja a invertir su dinero en bienes inmuebles, que le hacen sentirse seguro e inmune a los riesgos tan detestados por él.

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies