Videntes Gallegos

 

Muchas personas opinan que los videntes más reconocidos y fiables son los videntes gallegos. Es cierto que siempre se ha hablado de la especial facilidad que tiene un vidente gallego para desarrollar sus capacidades espirituales y sobre todo las disciplinas que requieren una percepción extrasensorial.

 

Con nosotros en El Tarot de Ana colabora Gloria una verdadera meiga por lo que he decidido preguntarle a ella si es cierto que los videntes de Galicia son realmente tan buenos. Gloria me comenta que por una parte, Galicia es una tierra que estuvo habitada durante decenios por el pueblo celta, cultura ésta muy versada en la magia y los misterios. Por otro lado, en toda la geografía gallega palpita el misterio desde tiempos ancestrales y aún se conserva la creencia de que fue una tierra poblada por seres fantásticos surgidos de lo desconocido. Entre los seres fantásticos más representativos están las “meigas“, mujeres veleidosas a las que se les atribuyen un pacto con el demonio que les dota de poderes excepcionales. Hay meigas buenas y malas.

 
 meigas
 

Estas meigas junto con los menciñeiros serían los encargados de transmitir sus conocimientos y poderes a los videntes modernos. La palabra meiga hace referencia tanto a las curanderas o menciñeiras como a las mujeres que pueden meigar es decir que hechizan en connivencia con el Diablo. La meiga curandera es una mujer que cura las enfermedades con hierbas y plantas o con oraciones. Para ser curandeira es necesario tener un poder de origen divino. La meiga debe aprender su oficio generalmente de la madre. Los males que generalmente tratan son la mayoría de origen psíquico.

 

La meiga voladora es descrita como una mujer de carne y hueso que está relacionada con el Diablo. Por las noches, sobre todo los viernes, vuela en su escoba hasta el lugar del aquelarre o asamblea de brujas.

 

Existen muchas leyendas medievales protagonizadas por meigas que preparan extrañas pócimas con las que curan los más terribles males. En este sentido, tienen cierto parecido con las brujas, aunque sin el toque siniestro y maligno que se les atribuye a éstas. Las hay, sin embargo, que guardan propósitos oscuros, como las meigas chuchonas, que absorben la sangre de los niños; las marimantas, que los secuestran y los meten en su saco; o la lobismuller, mujer capaz de transformarse en lobo.

 
vidente gallego
 

Cuentan las leyendas que en las noches de San Juan, las meigas se reunían al lado de las rías, y dentro de un círculo de piedras conjuraban a las fuerzas de los cuatro elementos: El fuego, el aire, el agua, y la tierra.

 

Danzando alrededor de un caldero lleno de aguardiente ardiendo, levantan sus brazos hacía las llamas, mientras invocan a espíritus malignos a través del mágico conxuro. Estos espíritus, llevados con engaños al fuego purificador, terminan ardiendo en el aguardiente, siendo así purificadas las malas energías. Quien nunca asistió al aquelarre de las meigas, quien jamás danzó con ellas bañándose en la luz de la luna gallega, no podrá saber los secretos de las entrañas de la tierra

 

Se dice que los menciñeiros tienen un conocimiento milenario. Según algunas definiciones, éstos eran curanderos que transmitian energía al alma de los enfermos. Los curanderos en muchos países tienen un aire místico, se ven como seres que habitan entre la realidad y el más allá. Los curanderos por lo general usan plantas y hiebas naturales para generar sus curas o medicinas. Pero también usan sus rezos y elementos espirituales que le dan un aire de misterio a sus propuestas de sanación.

 
 videntes de galicia
 

Muchos de ellos, también piden a sus “pacientes” usar amuletos en sus cuerpos por varios días.  Los curanderos usan los elementos de la fe y las creencias para el proceso de cura de los individuos. En la medicina moderna, se ha comprobado igualmente que la fe juega un papel muy importante en la sanación de un enfermo.

 

En mi opinión los videntes gallegos actuales y reales, son los que han evolucionado de los menciñeiros de cientos de años pasados. Son los que curan con elementos de la naturaleza y la fe las dolencias de muchos. Pero hay muchos que se llaman videntes gallegos, que solo usan la historia a su favor y que no tienen ningún conocimiento mileranio de videncia ni de ningún tipo para predecir el futuro.