La Cuatro Lunas de Sangre

lunasdesangre

La Tétrada de Lunas Rojas.

El pasado día 15 de abril tuvo lugar el primer eclipse lunar que inicia la llamada tétrada de las lunas rojas, un período poco habitual que no se producía desde hace más de una década y que no volverá a tener lugar hasta dentro de otros diez.

En este tiempo se producirán cuatro eclipses lunares consecutivos y que dejarán ver la luna de un color rojizo lo que hace estas lunas se conozcan también como lunas de sangre. En esta sucesión de cuatro eclipses lunares totales, que se producirá casa seis meses, el satélite de la Tierra adquirirá un característico color rojo, un fenómeno que sólo ocurrirá siete veces este siglo.

 

Coincidió este eclipse del día 15 de abril con otro fenómeno astronómico y astrológico destacado ya que Marte se encontró en el punto más cercano a la Tierra. La distancia entre los dos planetas fue ese día de solo 92 millones de kilómetros y a partir de ahí empezó a alejarse.
 
Marte fue perceptible a simple vista como una luz roja en el cielo del lado contrario al ocaso. Durante la oposición, Marte brilló casi 10 veces más que una estrella de primera magnitud y algunos de los rasgos de la superficie del planeta se pudieron observar a través de telescopios caseros.
 
Las oposiciones de Marte suceden cada 26 meses. Como las órbitas planetarias son elípticas, todas las oposiciones son distintas. En el año 2003, Marte experimentó su máximo acercamiento a la Tierra en 50.000 años, en lo que fue una aparición que hipnotizó a los observadores del cielo de todo el mundo.
 
Los eclipses totales de la Luna se producen cuando hay un alineamiento casi perfecto entre el Sol, la Tierra y la Luna, al proyectar la Tierra su sombra sobre el satélite cuando está en fase de Luna llena, un fenómeno poco frecuente. Durante este fenómeno, la Luna pasa por detrás de la sombra de la tierra, oscureciéndose. Sin embargo, la atmósfera de la Tierra dispersa la luz azul y verde, dejando pasar la roja.
luna-roja
Durante el eclipse, la luna pasa por esta sombra, y en vez de recibir la luz solar recibirá el brillo rojo de nuestra atmósfera. De esta manera es que el eclipse nos muestra una luna bastante fuera de lo común, un fenómeno que muchos llaman luna de sangre.
 
Las lunas rojas tétradas serán este año: el 15 de abril, coincidiendo con la pascua judía, y el 8 de octubre, que coincidirá con la fiesta de los tabernáculos. La tercera será el 4 de abril de 2015, coincidiendo otra vez con la pascua, y la cuarta el 28 de septiembre, concordando nuevamente con la fiesta de los tabernáculos. En medio, estará el eclipse total solar que coincidirá con el inicio del año judío, primero de Nisán, el 20 de marzo de 2015. La coincidencia de lunas rojas tétradas con fiestas judías es verdaderamente excepcional.
 
A lo largo de la historia, este fenómeno siempre ha estado rodeado de supersticiones y referencias a profecías sobre desastres naturales de gran magnitud y con tintes propios del fin del mundo. Aunque el color rojizo que adquiere la Luna tiene una explicación física, hay quien mantiene la creencia de que estos eclipses de luna están relacionados directamente con fatalidades.
 
Si al temor que provocaba el tono rojo entre las sociedades antiguas le sumamos los pasajes bíblicos apocalípticos tenemos la combinación perfecta para la consolidación de estas teorías alrededor de las tétradas lunares.
 
En los últimos 500 años, la tétrada coincidió con algún hecho histórico, como la expulsión de los judíos de España en 1492, la fundación del Estado de Israel en 1949 o la Guerra de los Seis Días entre árabes e israelíes en 1967.
En el Libro de Joel, un texto bíblico del Antiguo Testamento y del Tanaj hebreo que forma parte de los tomos proféticos, se encuentra una de los vaticinios más empleados durante las lunas de sangre.
 
Este autor desconocido del que solo conocemos su nombre asegura que «el sol se tornará en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que venga el día grande y espantoso del Señor» (Joel, 2:31).
 
En esta misma línea se encuentran las declaraciones vertidas por el televangelista John Hagee sugiere una vinculación entre la tétrada y los vaticinios bíblicos sobre el fin del mundo. Hagee afirma también en su libro que las fechas de este raro hecho astronómico significan «un gran evento que va a cambiar la historia» y que tendrá lugar entre abril de 2014 y octubre de 2015.
 
lunassangre
Todo ello lo justifica explicando que las últimas tétradas que se han producido han coincidido con grandes catástrofes, relacionadas casi todas con el pueblo judío.
 
Así, Hagee afirma que la “tétrada de 1493″ está vinculada a la expulsión de los judíos por el gobierno español. La” tétrada de 1949″ con el nacimiento de la nación de Israel; y la “tétrada de 1967″ con la reciente reconquista de la ciudad de Jerusalén. Por lo que según este televangelista la próxima “tétrada del 2014″ se espera que esté ligada a algún evento importante con referencia a Israel.
 
Parece pues que son muchos los que creen que el mundo está en la cúspide de eventos importantes, como la conquista del poder sobre el mundo, una Tercera Guerra Mundial, un colapso financiero en todo el mundo, y una pandemia a nivel mundial.
 
En cualquier caso, sea una nueva señal profética o no siempre se trata de una maravillosa belleza de la naturaleza.

   

Be Sociable, Share!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies